Boletín

CULTURA

BIOPARC Valencia conmemora el Día Mundial del León alertando de su “extinción silenciosa”

En el Día Mundial del León se pretende denunciar el dramático descenso del 50% de sus poblaciones africanas en los últimos 15 años.

Leones en Bioparc

Redacción València

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09 ago 2019

Hoy se celebra el Día Mundial del León, simbólica especie que hoy sufre una “extinción silenciosa” ya que en los últimos 15 años sus poblaciones en la naturaleza han sufrido un descenso de casi el 50% en el caso del león africano y cercana al 90% en el caso del asiático, del que apenas quedan 500 ejemplares. La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) incluye esta especie en su lista roja como vulnerable en el caso de la subespecie africana y en peligro para la asiática, lo que indica que se acerca peligrosamente a situaciones de amenaza de desaparecer.

BIOPARC Valencia acoge, en su recreación de un Kopje de la sabana, un grupo de leones formado por cuatro hembras y un macho, tal como sucede en la naturaleza. Su belleza nos conmueve y despierta la necesidad de protegerlos. Y, sobre todo, nos debería hacer conscientes de que su amenaza está causada prácticamente en su totalidad por el ser humano. Por una parte, la destrucción de su hábitat para disponer de tierras de cultivo o pasto para el ganado, que era hasta hace pocos años el principal problema para la especie. El león necesita espacios amplios para vivir y encontrar fuentes de alimento y el hombre se lo está usurpando, reduciendo así sus posibilidades de encontrar presas o les obliga a matar piezas de ganado para sobrevivir. La otra es su caza, que incluye prácticas especialmente crueles como la “caza enlatada”, donde miles de leones son criados en granjas y su único destino es ser abatidos en un espacio cerrado sin posibilidad de escapatoria para asegurar el codiciado trofeo. Hoy una nueva amenaza, mayor y aún más devastadora, ha venido a diezmar las poblaciones africanas del emblemático felino. La medicina tradicional china se está quedando sin huesos de tigre porque quedan tan pocos que es muy difícil conseguirlos. Los leones africanos se han convertido en un sustituto y las redes de tráfico ilegal ya nutren a la farmacopea china desde las costas de África.

Además de la manada, BIOPARC es también el hogar de una leona muy mayor y muy querida por todos. Su nombre es Fa y podríamos decir que es una “anciana” pues en abril cumplió 19 años. Fa quedó sola tras la muerte de su compañero, el majestuoso Keops en diciembre de 2017. Podemos verla todas las tardes disfrutar del recinto exterior dentro del protocolo de bienestar establecido para ella por el equipo técnico del parque. Esta leona proveniente del antiguo zoo de Viveros fue trasladada a BIOPARC en su apertura y encontró en Keops un compañero con el que compartieron los años de madurez.

Hoy es importante saber y no olvidar que la pérdida de esta emblemática especie en la naturaleza, símbolo en muchas culturas y religiones, está cada vez más cerca si no se toman medidas globales y personales de respeto por el planeta y todos sus habitantes.

El próximo día 12 de este mismo mes otro icónico animal celebrará su Día mundial y en BIOPARC también está representado. Se trata del imponente elefante, otra especie que avanza hacia el abismo de la extinción empujada por la mano de los humanos. Como en el caso de los leones, también con los elefantes está en nuestras manos dar un vuelco a esta situación a través de la educación, concienciación y acciones activas de conservación.

Lo más