FÚTBOL

La agresión de un niño de 10 años al árbitro que acaba en la mayor sanción de la categoría

25 partidos de sanción para un jugador menor por agredir al colegiado al acabar el partido

Campo de fútbol

Pedro Zamora

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:51

La Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV) ha impuesto la sanción más alta de su historia a un menor. El castigo ha sido de 25 partidos y el motivo fue la agresión de un futbolista de apenas diez años al árbitro del encuentro disputado en diciembre entre el Ciutat de València y el Atlético Vallbonense, tal y como adelantó eldiario.es y ha podido confirmar DEPORTES COPE Valencia. 


Según estas mismas fuentes, el menor, futbolista del Atlético Vallbonense, se dirigió al vestuario del árbitro al acabar el encuentro entre los dos equipos y agredió al colegiado, que también es menor, y que presentó junto al acta del partido un parte de lesiones.
La FFCV ha impuesto, sin embargo, la sanción mínima posible cuando se produce una acción violenta de este tipo, ya que según recoge su código disciplinario la sanción podría ser de hasta 40 partidos o la suspensión por tiempo de siete a doce meses. 


El artículo en cuestión es el siguiente: Artículo 110.- Agresión contra árbitros, delegados de equipo y campo, delegados
federativos, directivos o autoridades deportivas.
1.- El que agrediese al árbitro principal, a los asistentes, cuarto árbitro,
delegados de equipo y de campo, delegados federativos, directivos o autoridades
deportivas, incurrirá en las sanciones siguientes:
b) Privación de licencia, inhabilitación o suspensión por tiempo de siete a doce
meses o de veinticinco a cuarenta y ocho partidos, si el ofendido precisara asistencia sanitaria. 


El colegiado del encuentro describió en el acta que recibió insultos durante todo el partido, que fue agredido al final del mismo y que posteriormente tuvo que ser atendido médicamente por el golpe recibido. 

Lo más