Jornada

La UJI analiza las tendencias en las nuevas generaciones de motores alternativos

Los especialistas trabajan en motores más limpios y eficientes pero en las próximas décadas aún se usará la combustión interna alternativa

ctv-m5j-uji-motor

cope.esCastellón

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:57

A pesar del incremento de la cuota de mercado de los vehículos eléctricos en los últimos años, el motor de combustión interna alternativo (MCIA) sigue siendo el sistema motriz más empleado en el sector de la automoción y es previsible que siga utilizándose en las próximas décadas, según han explicado los investigadores del CMT Motores Térmicos de la UPV Ricardo Novella y Jaime Martín, y José Padilla, responsable de Marketing de Producto en Littlefuse, durante el seminario organizado por la Cátedra BP de Medio Ambiente Industrial de la UJI.

Bajo el título de «Tendencias en las nuevas generaciones de motores alternativos», y con la asistencia de 64 personas, los expertos han ahondado en algunas de las nuevas tecnologías que permitirán desarrollar motores más limpios y eficientes. En los próximos años, pese al posible incremento de los vehículos eléctricos, aproximadamente un 98% de los coches que circulan por las calles estarán todavía impulsados de forma total o parcial (en sistemas híbridos) por un motor de combustión interna, ya sea diésel, gasolina o gas.

El problema del calentamiento global y la necesidad de adaptarse a las futuras restricciones hacen que estos motores se enfrenten al reto de mejorar sus prestaciones, reduciendo su consumo y las emisiones contaminantes (NOx, CO, partículas…).

En el seminario se han expuesto dos de las líneas de desarrollo en las que está trabajando el CMT Motores Térmicos de la Universitat Politècnica de València. El primer proyecto, llevado a cabo junto con la multinacional Littelfuse, se centra en los sistemas de ignición de los motores, cuyo funcionamiento incide directamente en la fiabilidad del motor y las emisiones.

La segunda línea, el proyecto europeo Dieper, ha permitido desarrollar un nuevo motor diésel de bajo consumo que reduce las emisiones de partículas contaminantes más de un 80% respecto a los límites legales actuales. En este proyecto impulsado por la multinacional austriaca AVL han participado también importantes entidades y empresas del sector del automóvil.

La Cátedra surge por el interés de BP Oil España y la Universitat Jaume I de proporcionar mecanismos para facilitar la investigación y la divulgación en el ámbito del medio ambiente industrial, así como también acercar el mundo de la enseñanza a la realidad de la industria.

En el compromiso con el medio ambiente, quiere contribuir a su bienestar con acciones destinadas a diseminar el conocimiento y a fomentar la conciencia ambiental. Por eso invitan al profesorado, investigadores e investigadoras y profesionales de las empresas a colaborar con la cátedra.