Boletín

ALPEDRETE

Prohibido bañarse en las canteras

Un verano más el Ayuntamiento lanza un llamamiento y recuerda que el incumplimiento conlleva multas de hasta 750 euros 

Las canteras no son piscinas naturales

Las canteras no son piscinas naturales

Pilar Nuero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:30

Es un clásico por estas fechas. Sobre todo ahora que ha llegado una nueva alerta por calor asfixiante en nuestra región: refrescarse dándose un chapuzón en las canteras de Alpedrete no es la opción correcta. El Ayuntamiento aprovecha para recordar que está terminantemente prohibido bañarse en estos espacios.

Como todos los veranos, llamamiento a la prudencia y el sentido común por el riesgo que conlleva. No son piscinas naturales, son antiguas explotaciones en las que quedan restos de piedra que pueden causar lesiones importantes a aquellos descerebrados que deciden hacer su particular concurso de saltos, como si fueran los acantilados de Acapulco, una peligrosa práctica porque no sabemos lo que hay en el fondo.

Y es que, por desgracia, algunos incívicos utilizan las canteras como escombreras y se han llegado a sacar de su interior todo tipo de residuos: colchones, muebles, electrodomésticos, bidones de aceite… hasta tablones de ataúdes, bicicletas e incluso vehículos.

De todo puede haber porque hay personas que no respetan la Naturaleza y se piensan que son un vertedero. Es peligroso lanzarse al agua porque te puedes golpear con cualquier cosa que haya en el fondo, o las propias piedras. La seguridad es lo más importante. Si quieren un baño seguro, que vayan a la piscina del polideportivo, pero no a las canteras”, pide Rosario Peñalver, concejal de Seguridad.

En definitiva, se trata de evitar sustos o tragedias.

Si apelar a la conciencia no es suficiente, habrá que tocar el bolsillo: no respetar la prohibición, recogida en el artículo 12 de la Ordenanza Municipal de Protección de los Bienes Públicos y Elementos Naturales, Urbanísticos y Arquitectónicos, puede suponer una multa de hasta 750 euros.

Para velar por el cumplimiento en esta época se refuerza la vigilancia en las canteras como las situadas en la Dehesa Municipal, en Los Arcilleros o junto a la carretera de Navacerrada.

Además, hay que conservarlas por su flora y su fauna… algunas son refugio de anfibios protegidos.