COPE

La percepción de la salud en los niños empeoró antes de la pandemia según un estudio

Expertos de la Fundació Pere Tarrés advierten de que el confinamiento agravará esta situación

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:18

La percepción de los niños y niñas catalanes respecto a su propia salud ha empeorado en los últimos años, antes incluso que se produjera la pandemia del coronavirus, según un estudio de la Fundació Pere Tarrés presentado durante la celebración del Fòrum Social de la entidad, que se ha llevado a cabo de forma telemática.

El informe, titulado 'Promoción de la Infancia Pere Tarrés. Infancia y Salud en Catalunya y España', está basado en datos del 2017 e indica que "los menores de clase obrera tienen una peor percepción de la salud que los de clase alta y media", y que los datos son peores en los niños que en las niñas.

Así lo ha expresado la jefa de Metodología y Estudios de la Fundación Pere Tarrés y directora del estudio, Rosalina Alcalde, que ha afirmado que los datos son todavía muy vigentes en 2020 y que "presentan tendencias que hacen pensar que con la pandemia se habrán agravado".

"Todavía no podemos estimar el impacto de la Covid-19 en la salud de los niños y niñas, esté relacionada con el virus o no, pero vemos que los elementos del confinamiento suponen una amenaza, especialmente en menores de clase obrera", ha afirmado Alcalde, que ha descrito peligros como el sedentarismo, el consumo de pantallas, la violencia familiar o la falta de ejercicio físico.

En la misma línea, el jefe de Pediatría del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y profesor agregado de la Universitat de Barcelona (UB), Juan José García, que ha participado como ponente en el foro, ha advertido que la pandemia ha limitado el acceso de muchos niños a los servicios sanitarios, o las visitas de sus familiares, y que esta situación tiene un efecto negativo en la salud.

Así, Alcalde y García han insistido en poner atención a los peligros del confinamiento en la salud de los niños, más allá del propio virus, vigilando la recuperación del ocio activo, evitando la exposición al tabaco de los menores, reduciendo el consumo de pantallas, acompañando psicológicamente a los niños, y combatiendo el sedentarismo.

GÉNERO Y CLASE

El estudio indica que la valoración positiva del estado de salud de los niños es muy frecuente tanto en España (93,7%) como en Catalunya (96,6%); pero que esta se ha ido reduciendo en los últimos años --especialmente entre los menores catalanes-- y que hay grandes diferencias según la clase social y el género.

En España, por ejemplo, la valoración positiva de los menores respecto a su propia salud alcanza el 96,08% entre los niños de familias de renta alta, mientras que entre los de clase menos favorecidas el porcentaje se reduce hasta el 89,55%; y la valoración media de los niños respecto a las niñas es cerca de un punto inferior.

Paralelamente, Alcalde ha explicado que los niños varones se ven más afectados por enfermedades crónicas como las alergias, el asma o los trastornos mentales que las niñas; y que "cuanto más baja es la clase social, más afectan las enfermedades crónicas".

Concretamente, el estudio indica que el 1,28% de los menores de familias de rentas bajas son diagnosticados con trastornos mentales como la depresión o la ansiedad, frente al 0,25% de los niños de renta alta; y que en los trastornos de conducta como la hiperactividad son más comunes entre los niños de rentas bajas (3,34%) que los de rentas altas (1,06%).

"Hay estudios que sugieren que los niños que vienen de familias de rentas bajas tienen más probabilidad de ser diagnosticados con TDA o trastornos autistas", ha reconocido García que, sin embargo, ha afirmado que el factor genético es clave en estos casos, y que no se puede reducir la incidencia de estos trastornos a la clase social.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar