COPE

El Ayuntamiento propuso hace 7 meses a la CHD un proyecto de rehabilitación de las Aceñas de Gijón

La CHD es la única propietaria de las aceñas desde la caducidad de la concesión de aguas en 2008

aceñas gijon

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:16

Las Aceñas de Gijón son propiedad de la Confederación Hidrográfica del Duero y por lo tanto es la Administración General del Estado, y es la que debe acometer su restauración y consolidación como inmueble protegido que es, de acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbana. No obstante el Ayuntamiento está dispuesto a participar en la financiación, si así se estableciera en un futuro convenio de colaboración entre ambas instituciones-Así lo ha indicado hoy el alcalde, Francisco Guarido, en una comparecencia en la que se ha mostrado sorprendido que de sea el portavoz del grupo Socialista quien haya requerido al Ayuntamiento que asuma una rehabilitación urgente de los molinos "cuando es el Estado como propietario y gobernado por el PSOE, el obligado a mantener el inmueble protegido".

Tal como recordó el alcalde, en los presupuestos participativos de 2018 se aprobó una partida para la realización de un estudio y memoria valorada para la consolidación de las ruinas de las Aceñas de Gijón, que fueron realizados por el arquitecto Pedro Lucas del Teso y entregado al Ayuntamiento en 2019. Dicho estudio, del que se dió cuenta a la CHD, concluía que el presupuesto para la consolidación y propuesta de conservación era de 631.280 euros, e incluía precios detallados y propuestas específicas del mantenimiento de dicha rehabilitación. Con el encargo de este proyecto quedaba claro que "la voluntad del Ayuntamiento era inequívocamente la conservación de las Aceñas de Gijón, que en su tiempo fueron patrimonio económico de la ciudad y hoy patrimonio cultural", según manifestó Guarido.

Por otra parte la propiedad e las Aceñas había quedado clara doce años atrás, como se refleja en un informe determinantes de la propia Confederación Hidrográfica, tras la declaración de caducidad del aprovechamiento de aguas por la Comunidad de Regantes del Canal de San Frontis y la resolución de una reclamación de quienes se consideraban entonces propietarios, junto con la Junta Agropecuaria Local. El informe concluye que “en relación con la propiedad privada de estas Aceñas, esta pretensión no puede ser aceptada”, ya que independientemente de la anterior regulación histórica que pudiera haber permitido la compraventa civil de estas Aceñas, y de acuerdo con la actual Ley de Aguas de 2001 “constituye dominio público hidráulico los cauces de las corrientes naturales de aguas, y en consecuencia al extinguirse el derecho concesional revertirán al Estado gratuitamente y libres de cargas cuantas obras hubieran sido construidas dentro del dominio público hidráulico para la explotación del aprovechamiento”. El alcalde comparó esta situación con la que se ha producido con las vías pecuarias que son titularidad de la Junta de Castilla y León; y con ello quedó claro hace ya doce años que "la CHD es la propietaria única de las Aceñas de Gijón de manera inequívoca"

Una vez elaborado el proyecto de rehabilitación por Pedro Lucas, el pasado mes de marzo se envía a la Confederación Hidrográfica una propuesta firmada por el alcalde en la que se comunica que " dado que se declara la CHD propietario en 2008; dado que el Ayuntamiento ha hecho una Memoria Valorada de las obras con el objeto de ayudar; y dado que en el PGOU está el inmueble protegido, se nos comunique si se aceptan las obras propuestas por el Ayuntamiento". Cabe recordar en este contexto que el concejal de Turismo, Christoph Strieder, presente hoy en la comparecencia del alcalde, ha mantenido algunas reuniones con representantes de la CHD para abordar el asunto de las Aceñas de Gijón, debido a su progresivo estado de deterioro, sin que nada se haya hecho al respecto ni por este organismo de cuenca, ni por el Estado, a quien pertenece.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar