Más directos

LABORAL

Condenan a LM Wind Power de Ponferrada por implantar un nuevo turno de trabajo sin informar a los sindicatos

Impuso a espaldas del comité de empresa un nuevo turno de martes a sábado durante las vacaciones estivales

Además, el comité interpone una nueva demanda por otra modificación unilateral de las condiciones de trabajo

ctv-3fj-03prn201109187401

 Foto: César Sánchez

Ical-Redacción

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 20:48

La dirección de LM Wind Power ha sido condenada por vulneración de los derechos fundamentales de los representantes de los trabajadores de su planta de Ponferrada, según informaron fuentes sindicales. En un fallo emitido por el Juzgado de lo Social número 2 de Ponferrada se declara “la nulidad de la decisión empresarial unilateral de implantar un nuevo turno de trabajo de martes a sábado durante el período vacacional”, sin informar a la representación de los trabajadores y sin iniciar una nueva negociación.

Durante los meses de verano del 2019, la dirección de LM adoptó, de manera unilateral, la decisión de romper el acuerdo firmado en marzo de ese mismo año, sin comunicarlo a los representantes de los trabajadores ni abrir el periodo de negociación legalmente exigido, recuerdan. La sentencia ha sido acogida entre los delegados sindicales con “satisfacción”, declara Gabriel Garnelo, presidente del comité de empresa y representante de USO en LM.

“Refleja la manera de actuar que la nueva dirección lleva mostrando desde que asumió su función. Cree estar por encima de los derechos de las personas trabajadoras de la planta, de la representación sindical e incluso del marco legal; en este caso, del convenio colectivo firmado para cuatro años en marzo de 2019”, apunta.

Además el comité de empresa ha formalizado otra demanda contra LM Wind Power por imponer nuevas condiciones de trabajo que, consideran, contravienen una vez más lo firmado en el convenio colectivo y atenta contra la conciliación de la vida laboral y familiar al incrementar, entre otras medidas lesivas, en un 50 por ciento, los fines de semana que se deberán trabajar.

Lo más