COPE

OPINIÓN-SOCIEDAD

Con perspectiva- “Covid-19: Memoria de una pandemia”

Lee y escucha aquí a la colaboradora de COPE Bierzo, Silvia Rodríguez Álvarez

Audio

Silvia Rodríguez ÁlvarezPonferrada

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:00

“COVID-19: MEMORIA DE UNA PANDEMIA”

Un año, ya ha transcurrido un año desde que el presidente del gobierno anunciara aquel fatídico 14 de marzo, con rictus serio, semblante grave y circunspecto el estado de alarma, aquel confinamiento que paralizaría nuestro país, nuestro pequeño universo y el mundo entero, para luchar contra el coronavirus. Ese enemigo invisible que desbordaba los hospitales y colapsaba las UCIS, poniendo en jaque la capacidad de nuestro sistema sanitario, mostrando las deficiencias y graves carencias del mismo y a un tiempo, destacando sobremanera la labor de los grandes profesionales de todos los sectores con los que contamos en este país, del personal sanitario en primera línea de fuego, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, del personal de las residencias de ancianos, todos ellos héroes muy a su pesar que se dejaron la piel y perdieron la vida al servicio de los ciudadanos. Así como todas las instituciones y organizaciones, personas anónimas y archiconocidas que recorrieron a los más débiles y necesitados. Una terrible pandemia que generó un mar de solidaridad, sacó a relucir la cara amable del ser humano, nos convenció de la manera más dura de los afortunados y felices que éramos, pero tan ingenuos que no lo sabíamos. Nos hizo recapacitar, reflexionar y apreciar la fragilidad del bien más preciado, la vida, sin duda el mejor regalo. Nos arrebató cobardemente a nuestros seres queridos, que víctimas de este mal se fueron demasiado pronto, aunque a decir verdad, la muerte nunca llega a tiempo. Mi cariñoso recuerdo para todas esas personas que atesoraba infinidad de sueños y proyectos, cuyo reloj se detuvo entonces bruscamente, truncando prematuramente sus ilusiones y sumiendo en la más absoluta desolación a sus familiares. Personas, que no cifras de una fría estadística amparada en la crueldad del anonimato. Este virus se llevó silenciosamente a la ‘Generación Sobresaliente’, irrepetible, única, aquellos que se sacrificaron para darles a sus hijos todo lo que ellos no habían tenido y levantaron un país con su esfuerzo. Este patógeno cruel y despiadado nos enseñó a valorar la belleza de una puesta de sol, a contemplar extasiados un amanecer y a disfrutar desde nuestros hogares del estallido de la primavera que ajena a la pandemia, seguía imparable su curso, fiel a su cita. La naturaleza recuperaba su espacio por un tiempo, ése del que egoístamente decidimos apropiarnos los seres humanos, campando por nuestros respetos.

Un año, ya ha transcurrido un año que no hubiéramos imaginado, ni en nuestras peores pesadillas y a buen seguro desearíamos borrar de un plumazo, despertar de ese horrible sueño y comprobar aliviados que nada es real, pero la vida nos daba un zarpazo brutal, nos ponía a prueba. Ese arcoíris brillante se teñía de tafetán negro. Esta pandemia nos privó además de los abrazos, de los besos, de las caricias, de esas muestras de afecto que resultan un bálsamo para el alma. Nos enseñó a vivir bajo la dictadura del miedo. El virus siempre al acecho nos mostraba su hegemonía, su agresividad, su poder letal, en forma de olas destructivas y destructoras para recordarnos que seguía entre nosotros y estábamos a su merced, poniéndoselo muy fácil con el comportamiento irresponsable de algunos y la zafiedad de otros que contrastaba con la inesperada madurez y la disciplina de nuestros niños. A tenor del anglicismo “Desescalamos las fases" hasta llegar a esa mal llamada ‘Nueva Normalidad’ que nunca fue tal, porque había demasiada tristeza, desconsuelo, pérdidas irreparables. Este año también nos ha demostrado que rendirse nunca es una opción, que la unión siempre hace la fuerza y que el alma hecha jirones en esta contienda tardará en sanar.

El milagro forma de vacuna aparecía tras meses de arduo trabajo, la ciencia al fin nos devolvía la esperanza y nos concienciada de la necesidad de invertir en investigación y desarrollo. Mientras tanto, hemos aprendido a sonreír con la mirada pues las sonrisas siguen todavía ocultas tras la prevención de las mascarillas que han pasado a formar parte de nuestro atuendo y del paisaje.

Hemos aprendido a celebrar a lo grande las pequeñas cosas, que siempre son las más importantes, a exprimir el día a día en la distancia como autómatas a golpe de protocolos, entre toques de queda, restricciones, confinamiento perimetral y cantidades ingentes de solución hidroalcohólica. Sin embargo, ya no dejamos para mañana un “Te quiero”, no hacemos planes a largo plazo porque disfrutamos del “ahora" escuchando atentamente esa vocecita interior que nos susurra dulcemente ‘Carpe Diem’.

Estoy convencida de que esta pandemia no nos ha hecho más fuertes, si acaso nos ha enfrentado descarnadamente a nuestra debilidad, a nuestro ‘Alter Ego’ que trata de congraciarse sin éxito con el ‘Ego’. No, no nos ha hecho más fuertes, si acaso más humanos.

ctv-kqz-1584192111564

SILVIA RODRÍGUEZ, COLABORADORA DE COPE BIERZO

Silvia Rodríguez es colaboradora de COPE Bierzo desde el 24 de junio de 2019. La podréis leer y escuchar los lunes en la sección de opinión bajo el título ‘Silvia en COPE Bierzo’ y los fines de semana ‘Con otra perspectiva’ en Cope.es/Bierzo.

Silvia Rodríguez es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Salamanca, decidió estudiar esta carrera porque le apasiona la lengua y especialmente la literatura. Además, le encanta leer, escribir y escuchar buena música. Es feliz trabajando en equipo y entiende “que estamos aquí para ayudar y hacer felices a los demás”. Es socia fundadora del Banco de Alimentos del Sil y colabora con esta ONG que realiza una gran labor en nuestra comarca. Enamorada de su profesión, la enseñanza. Es profesora de inglés, lengua y literatura en la Academia Corcal. Se define como una persona vital, alegre, optimista y sobre todo con gran sentido del humor. Además, ha realizado el prólogo del libro ‘Chuma. El Valle del Silencio’ del andaluz Miguel Velasco Nevado.

ctv-994-1606130496947

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar