• Miércoles, 17 de julio 2024
  • ABC

COPE

Cuando las tropas de Napoleón homenajearon al Cid Campeador en Burgos

Hace 125 años los restos del héroe castellano fueron depositados en el Paseo del Espolón de la capital burgalesa en un acto lleno de solemnidad y admiración a su figura

Audio

Burgos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:13

El Cid Campeador reposa en la Catedral de Burgos, bajo el Cimborrio, junto a su esposa doña Jimena. Pero antes de llegar a su ultimo lugar de descanso, fueron muchas las vicisitudes por las que pasaron los restos del héroe castellano.

Una de ellas fue hace 125 años, en 1809, en plena dominación francesa y bajo su patrocinio, en concreto del Gobernador Militar de Napoleón en la plaza burgalesa, el General Thiebault, gran admirador del campeador.

Las tropas francesas que se alojaron inicialmente en el monasterio de san pedro de Cardeña expoliaron el cenobio, incluida la tumba de Rodrigo y Jimena.

Para congraciarse con el pueblo burgalés el citado general decidió preservar los restos que permanecían en Cardeña, diseñando un monumento funerario para su instalación en el paseo del Espolón, con gradas y un sepulcro donde reposara el Cid Campeador.

Una vez construido el monumento se trasladaron con la correspondiente solemnidad, los restos desde Cardeña hasta Burgos, a cargo de tropas francesas. Ya en la capital castellana los huesos del Cid y su esposa se depositaron en una caja de plomo que se introdujo en otras dos cajas de madera. Los restos se depositaron inicialmente en el edificio del Consulado del Mar.

El 19 de abril de 1809, a las 4 de la tarde, se formaron las tropas francesas vestidas de gala, en el paseo del Espolón.

  • Left4:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La comitiva estaba encabezada por el clero de las parroquias de Santiago y San Cosme, el Ayuntamiento, el Consulado y otras autoridades, presididas por el General Thiebault con su Estado Mayor.

El féretro estaba cubierto por un paño negro, portado desde sus esquinas por cuatro mandos militares. Tras un breve recorrido por el paseo del Espolón, los restos de Rodrigo y Jimena quedaron depositados en el monumento funerario.

No fue hasta el día 25 de mayo cuando finalizó la obra definitiva, fecha en la que se inauguró oficialmente con un acto castrense presidido por el Gobernador Militar de Napoleón, General Thiebault, quien pronunció un discurso exaltando los valores del héroe burgalés.

  • Left5:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La presencia del Cid y doña Jimena en su sepulcro en el centro de Burgos duró 17 años. En 1826 los restos fueron de nuevo trasladados al Monasterio de San Pedro de Cardeña.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo