La Junta aprueba 7 millones de euros en dos líneas de ayudas a pesonas "con especial vulnerabilidad"

La portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha informado de estos acuerdos del Consejo de Gobierno hoy en Ciudad Real

Audio

Elena Jiménez

Elena Jiménez / Gobierno de Castilla-La Mancha

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:05

El Gobierno regional ha aprobado en el Consejo de Gobierno la convocatoria para 2020 de ayudas, por un montante total de 7 millones de euros, para ayudar a las personas "en especial situación de vulnerabilidad" en dos partidas: por un lado las subvenciones destinadas a la ocupación de plazas residenciales en Castilla-La Mancha para personas con problemas de salud mental, con enfermedades crónicas en situación de exclusión social y a personas con problemas de adicciones; y por otro, para el mantenimiento de los centros de rehabilitación psicosocial y labora.

5,1 MILLONES PARA PLAZAS RESIDENCIALES

La primera de estas ayudas, ha asegurado hoy en Ciudad Real la portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, "estará dotada de 5,1 millones de euros, para garantizar la atención a estas personas, financiando las cantidades necesarias para la gestión de dispositivos y programas residenciales que facilitan procesos de recuperación, y el desarrollo de una vida normalizada y con más autonomía".

La consejera ha indicado que con esta subvención se financiarán dos líneas de actuación: la primera, referida a la ocupación de plazas en centros residenciales destinados a la atención a personas con problemas de salud mental o a personas con enfermedades crónicas en situación de exclusión social; y la segunda, a personas que son atendidas en comunidades terapéuticas.

Los tipos de centros donde se subvencionarán plazas podrán ser residencias comunitarias y viviendas con supervisión diurna y nocturna, para personas con problemas de salud mental, y centros residenciales para personas con enfermedades crónicas en situación de exclusión social.

Cabe destacar que, en 2019, se atendió en residencias comunitarias a 90 personas, en viviendas supervisadas a 91 y a 50 en centros residenciales.

En cuanto a la segunda línea de actuación, orientada a personas con problemas de adicciones a sustancias, se atendió durante el año pasado a más de 370 personas.

En total, entre ambas líneas resultaron beneficiadas más de 600 personas “el objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha es, no solo mantener esta cifra sino incrementarla para no dejar a nadie en la cuneta”.

1,9 MILLONES PARA COMUNIDADES TERAPÉUTICAS

Por otro lado, a través de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, el Consejo de Gobierno también ha aprobado la convocatoria de subvenciones destinadas a entidades del Tercer Sector Social existentes en la región, para el mantenimiento de centros de rehabilitación psicosocial y laboral de personas con trastorno mental grave., por un importe total de 1,9 millones de euros.

"Con estas ayudas" explicaba Fernández "se cofinanciarán gastos corrientes de personal, mantenimiento, actividades y dietas, así como gastos de gestión y administración y gastos financieros con el límite del 1% de la ayuda otorgada por el resto de los conceptos".

“Con ello, estamos garantizando la continuidad en la atención a personas con trastorno mental grave en la red pública de servicios de rehabilitación psicosocial de la región, además de trabajar en la promoción de la salud mental y la prevención”, ha añadido la portavoz.

Los centros de rehabilitación psicosocial son recursos de atención social especializada con carácter ambulatorio que prestan atención a personas con diagnóstico de trastorno mental grave de entre 18 y 65 años de edad y sus familiares, en coordinación con el Servicio de Salud.

En 2019, gracias a esta convocatoria de ayudas se habían atendido ya en el mes de noviembre a 961 personas y este año se prevé mantener o incluso incrementar esa cifra.

En estos centros, ha señalado Blanca Fernández, "también se desarrolla el Programa Regional de Empleo con Apoyo ‘Incorpora Castilla-La Mancha’, en colaboración con la Obra Social ’la Caixa’, un programa de intermediación e inserción laboral con varias líneas de trabajo orientadas a favorecer el empleo de las personas en riesgo de exclusión y con especiales dificultades de empleabilidad".

 En 2019, se atendieron un total de 640 personas en esta situación.

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar