COPE

CULTURA Y OCIO

Los escenarios del Quijote y la huella íbero-romana en el Campo de Montiel

Destaca en este entorno el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, donde se situan algunos capítulos del Quijote

En Libisosa dejaron sus huellas la prehistoria, las civilizaciones íbera y romana y la etapa medieval

Vídeo

COPEMc BenítezCampo de Montiel (Albacete)

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 10:32

La comarca de El Campo de Montiel se encuentra en la meseta enclavada al Sur de la llanura de La Mancha y dividida entre las provincias de Ciudad Real y Albacete. La parte albaceteña comprende los municipios de: Balazote, El Ballestero, El Bonillo, La Herrera, Lezuza, Munera, Ossa de Montiel, Povedilla y Viveros, con una muy baja densidad de población 14.489 habitantes, en una extensión de 1.718,54 km² .

Destaca en este entorno el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Situado entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, constituye el más excepcional y extenso humedal de Castilla-La Mancha, tiene una longitud de casi 25 km y un total de 15 lagunas,11 de ellas situadas en la provincia de Albacete, 3 en Ciudad Real y una compartida, entre los términos de Ossa de Montiel y Ruidera, formando un conjunto de cascadas y torrentes que van desde la Laguna Blanca hasta las lagunas bajas. Tiene una vegetación típica mesetaria, compuesta por encinas, coscojares y espinos.

Es un entorno idóneo para actividades de turismo activo y ecoturismo: naturaleza, aventura, buceo, deportes de vela, senderismo, kayak, piragüismo, paddle surf y snorkeling. Existen también zonas de baño durante el verano y buenos lugares para la pesca deportiva.

Cerca de un centenar de casas rurales,y cinco hoteles conforman la oferta turística en este entorno natural y una veintena de establecimientos de restauración.

Las lagunas de Ruidera y la comarca dónde se encuentran, es uno de los pocos lugares donde los parajes que describió Cervantes salen de la ficción y se convierten en realidad. Las tierras rojizas del Campo de Montiel se citan expresamente,"Subió sobre su famoso caballo Rocinante, y comenzó a caminar por el antiguo y conocido Campo de Montiel. Y era la verdad que por él caminaba" (capítulo II de la primera parte).

Muchos lugares cercanos al conjunto lagunar se citan en El Quijote

Cercano a Ossa de Montiel se encuentra el Castillo de Rochafrida, pequeña fortaleza de origen árabe, situado en el valle del Alarconcillo, donde Cervantes sitúa a la princesa Rosaflorida. En este valle también se encuentra la ermita de San Pedro, igualmente reflejada por Cervantes y cerca de ella la que dicen Venta del celemín."Junto con la ermita tiene una pequeña casa. con todo, aunque chica, es capaz de recibir huéspedes" (capítulo XXIV).Y a apenas dos leguas de la venta la famosa cueva de montesinos”.

La Cueva de Montesinos .Uno de los episodios más enigmáticos del Quijote es cuando se interna en la conocida “Cueva de Montesinos” .Iluminado con una antorcha y espada en mano se adentra en la cueva, atado a una soga con cien brazas de longitud. Haciendo espeleológia descubre, aunque en sueños, un mundo maravilloso de alabastro donde contempla las maravillas que la cueva encierra.

La Cueva Montesinos, está situada en la carretera de Ruidera a Ossa de Montiel y debidamente señalizada. Dispone para el visitante un pequeño aparcamiento, y tras recorrer 200 metros de sendero, veremos la oquedad que en el suelo da acceso a las entrañas de la tierra. Es recomendable el uso de calzado apropiado y linterna, y mucho mejor si un guía nos la enseña.

Ossa de Montiel

Se encuentra a 85 km de Albacete capital y gran parte del Parque Natural está en su término municipal. Situado a 901 metros de altitud ocupa 24.000 hectáreas. Entre las especies botánicas mas significativas, posee romero, encina, sabina, o enebro.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Por su abundancia de agua y terreno ondulado, estas tierras han estado pobladas desde el Paleolítico. Íberos, romanos, visigodos y musulmanes han poblado estas tierras, mereciendo especial mención el periodo de la Edad de Bronce (1600 a 1100 a C.) momento en el que se generaliza la metalurgia y aparece un número de poblados desconocidos hasta entonces, denominados Morras ,Castellones y Motillas.

Mas de una decena de establecimientos hoteleros, y un camping dispone esta localidad, muchos de ellos en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, así como cinco restaurantes.

El Bonillo

Villa situada en una estepa a mas de 1.000 metros de altitud en el oeste de la provincia de Albacete, a 68,5 km de la capital y cercana a las Lagunas de Ruidera.

Don Quijote de La Mancha se encontró en el capitulo XXI de la segunda parte de la novela, con la Bella Quiteria que iba camino de desposarse con el acaudalado Camacho. La Bella Quiteria que se ve obligada, consigue zafarse del destino y el amor triunfa. Don Quijote en esta ocasión pone orden…En el Bonillo se sitúa la casa de Basilio el pobre.

El Bonillo, actualmente dispone instalaciones y servicios que la mayoría no goza. Posee un campo de golf municipal, que lo hace asequible a vecinos y foráneos , piscina climatizada, un cargador para coches eléctricos, centros educativos y un patrimonio histórico artístico notable.

Es además, una fuente de generación de energía fotovoltaica y eólica, con cientos de hectáreas dedicadas a producir kilovatios de energía limpia.

Entre los atractivos del municipio su exquisito queso manchego y la posibilidad de avistamiento de aves esteparias, como la avutarda, en sus navas (lagunas temporales).

Hasta la desamortización de Mendizábal en 1836, existían 14 conventos en El Bonillo. Las propiedades de la Iglesia se subastan, y como la historia nos muestra, las tierras y propiedades van a parar a manos ajenas, a acaudalados e influyentes prohombres, sin que los habitantes tengan opción a ellas. De ese modo la tierra cambia de propietarios, quedando en manos de un puñado de terratenientes.

El pueblo goza de un gran patrimonio histórico y artístico, con su bellísima Plaza Mayor, en la que se encuentra la Iglesia de Santa Catalina (S- XV-XVI) Ayuntamiento de estilo renacentista, donde se conserva el documento de villazgo concedido por Carlos V en 1538. El Cristo Abrazado a la Cruz de El Greco, en el Museo Parroquial, y su Rollo Jurisdiccional.

El Bonillo dispone de tres establecimientos hosteleros para alojarse y 4 de restauración, entre ellos la famosa Fonda de Santiago.

Lezuza

En Libisosa dejaron sus huellas la prehistoria, las civilizaciones íbera y romana y la etapa medieval

El enclave de Libisosa se alza en el llamado “cerro del castillo” en Lezuza, en la zona occidental de la provincia de Albacete. Un lugar privilegiado desde los albores de la humanidad, y habitado desde la Prehistoria hasta la Edad Media.

Los romanos llegaron a esta próspera ciudad íbera, en el año 180 a.C. atraídos por el río y por su valor estratégico y defensivo, cobrando tal importancia que formaba parte de las principales vías de comunicación de la península, como es la Via Heraclea.

https://www.um.es/proyectolibisosa/

En el año 1553, el emperador Carlos I concedió a Lezuza el título señorial de Villa, por lo que aquí dio comienzo su historia como población independiente.

https://lezuza.es/pueblo/historia-lezuza/

Las ermitas de la Virgen de la Cruz (siglo XVI) y Virgen de la Granada, la casa de los Condes de Luna, el antiguo Ayuntamiento y Torre del Reloj (siglo XVIII), la casa de la Tercia o la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI), de estilo gótico.

LEZUZA posee dos importantes Museos dedicados a la Colección museográfica de Libisosa y en la pedanía de Tiriez con el Ecomuseo Etnográfico.

La oferta hostelera es muy sencilla, un hostal, una casa rural y cinco establecimientos de restauración, repartidos entre Lezuza y Tiriez.

Gastronomía del Campo de Montiel

La comarca es tierra de la caza menor, son típicos los gazpachos manchegos, la caldereta, la perdiz en escabeche o con judías, pisto, conejo frito con ajos o tomate, gachas, migas, chorizos, lomo de orza, galianos, y torreznos o el delicioso cordero manchego. Muchos de los platos descritos en El Quijote, aún pueden degustarse en esta zona, como la olla podrida, o los duelos y quebrantos.

También estandarte gastronómico de esta comarca son sus excelentes y afamados quesos manchegos, inconfundibles por su sabor, y no olvidamos sus excelentes vinos, perfectos para acompañar esta rica gastronomía.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar