• Jueves, 29 de febrero 2024
  • ABC

COPE

Un dispositivo de 20€, el mejor regalo para estas Navidades: "Salva vidas"

Con él se podrían haber evitado las muertes de tres ancianos en los dos últimos incendios en Cantabria

Audio

Jefe de Redacción de COPE Cantabria

Cantabria

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:02

Pedro y Marivi, tío y sobrina, murieron el lunes 4 de diciembre a los 91 y 81 años en su casa en Heras. La viuda del exconcejal de Torrelavega Ignacio Goñi, con 81, falleció el Día de la Constitución en su vivienda de Tanos.

Con esas edades se podría pensar que fallecieron por causas naturales o por alguna enfermedad asociada a su edad, pero no fue así. Las tres víctimas murieron por inhalación de humo tras incendiarse su respectivas viviendas.

Una desgracia que igual se podía haber evitado si en las casas hubieran tenido instalado un pequeño dispositivo, barato y fácil de colocar, que alerta de la presencia de humo en el domicilio.

Un detector de humos, que cuesta 20€ les hubiera salvado la vida. No hubiera evitado el fuego, pero sí les hubiera alertado con tiempo suficiente” asegura Juan José Soriano, bombero del 112 en Cantabria.

En España se declaran 50 incendios al día, durante el invierno pasado los bomberos de Cantabria atendieron 340 avisos por fuegos en domicilios. “En la mayoría de los casos, las causas del fuego están relacionadas con sobrecargas eléctricas, chimeneas con mal mantenimiento o escapes de gas”.

Mueren dos ancianos al incendiarse su vivienda en Heras


Tano en el caso de Heras como en el de Tanos, los fuegos se produjeron de forma fortuita y se investiga cuáles fueron sus detonantes. De lo que parece no haber duda es que el monóxido de carbono fue la causa de la muerte.

El humo es la causa principal de las muertes relacionadas por incendios, muy por encima de las quemaduras. Se calcula que la intoxicación por humo es responsable de más del 75% de los fallecimientos relacionados con estos incidentes.

La intoxicación se produce al respirar los productos tóxicos fruto de la combustión durante el fuego. La inhalación por humo (una mezcla de partículas en combustión y gases) puede ocasionar desde graves problemas respiratorios con riesgo de muerte hasta irritaciones menores en las mucosas respiratorias.

La gravedad del cuadro dependerá de numerosos factores: si el incendio se produce en espacios cerrados, la combustión de determinados materiales que contienen sustancias asfixiantes, el tiempo que la víctima haya estado atrapada en el fuego y un historial de enfermedades respiratorias, como asma, la edad de las víctimas.

El humo daña el organismo de tres modos diferentes: asfixia (la combustión consume el oxígeno disponible, que desciende a unas concentraciones por debajo del 15%), quemaduras en las vías respiratorias (la inflamación rápida de los tejidos quemados puede obstruir el flujo de aire a los pulmones) y los daños a nivel celular ocasionados por los tóxicos en combustión.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y es que, además de acabar con el oxígeno disponible, el humo también acaba con la capacidad del organismo para transportar el oxígeno a la sangre (hipoxia tisular).

Los responsables de esta disfunción son los tóxicos principales del humo: el monóxido de carbono y el ácido cianhídrico (cianuro).

La muerte por inhalación de humo suele ser rápida. Algunos de los síntomas de esta intoxicación son tos, falta de aliento, ronquera, dolores de cabeza, irritación ocular, presencia de hollín en las fosas nasales y garganta, cambios agudos en el estado mental (confusión, mareos...) y pérdida de conocimiento. Cuando la víctima está dormida, no hay tiempo de reacción, al no llegar a darse cuenta de lo que sucede.

Es por esto por lo que la instalación de un detector de humos en todas las viviendas debería de ser algo obligatorio. “La mayoría de ellos funcionan a pilas y se colocan con facilidad. Si la vivienda es de varias plantas lo aconsejable es colocar uno en cada planta” asegura este bombero cántabro.

Los bomberos inspeccionan una fuga de gas


Además, seguir unos consejos sencillos, dependiendo de las fuentes de calor de cada domicilio, evitaría muchos disgustos.

  • No sobrecargar los enchufes y utilizar regletas con fusibles.
  • En caso de estufas y calderas de gas, ventilar bien las estancias. Evitar poner telas o ropas encima de las estufas y colocar éstas lo más alejado de cualquier elemento para que haya espacio alrededor. Respetar y cumplir las revisiones periódicas de la caldera.
  • Realizar un mantenimiento periódico de las chimeneas, al menos antes de volver a utilizarlas. El hollín y las resinas de las maderas acumulados en el conducto de salida de humos, son en ocasiones, la causa de un incendio.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar