COPE

SOCIEDAD

Victoria del alumnado: la ULL obliga a repetir el examen que casi nadie aprobaba desde hace años

El enfrentamiento entre los alumnos de Ingeniería Química Industrial y la catedrática del área terminó en los juzgados

Protesta estudiantes química

Antonio HerreroSanta Cruz de Tenerife

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:26

La noticia corrió como la pólvora en las redes sociales. Un cruce de acusaciones entre la catedrática del departamento de Ingeniería Química de la Universidad de La Laguna (ULL), María Emma Borges Chinea, y un grupo de alumnos tras una serie de irregularidades en la realización del examen extraordinario correspondiente al mes de marzo, ha concluido con una ´victoria´ a favor de estos últimos.

En declaraciones a COPE Canarias, el vicerrector de Innovación Educativa, Nestor Torres, ha explicado que desde la institución se han llevado a cabo diversas actuaciones ante una situación que ha considerado de “anómala”. Por un lado, tras la impugnación de los resultados del examen, se procedió a la repetición del mismo ante un tribunal. Esto ha provocado que la mayoría de los alumnos superen la asignatura al no ser estos corregidos por parte de Borges.

Asimismo, la institución académica ha decidido crear otro grupo con los alumnos que han mantenido “diferencias” con la catedrática, que recibirán docencia y serán examinados por parte de otros docentes, ante la existencia de una “enemistad manifiesta”. Esta decisión ha sido recurrida por parte de Borge con un recurso de alzada ante la rectora, que aún está pendiente de resolver.

Por otro lado, según Torres se ha comunidado que la institución estará vigilante para detectar cualquier incidencia en la materia, y que se ha actuado respetando “los derechos de todas las partes implicadas”.

SUSPENSOS EN CUATRO PROMOCIONES DISTINTAS

El enfrentamiento entre la catedrática, otro profesor y un grupo de alumnos tuvo lugar el pasado 10 de marzo, durante la celebración de un examen de 5º convocatoria. En esa prueba había una alumna extranjera que había solicitado que se le realizará un examen ante tribunal, por lo que Borges debía .según el reglamento para estos casos- que haber guardado en un sobre cerrado el examen para ser corregido por otro docente. Sin embargo, según los alumnos se saltó la normativa, y trató de fotocopiar el examen en la biblioteca de la facultad. En ese momento -en un ambiente de creciente tensión- los alumnos le comunicaron que no podía hacerlo. El enfrentamiento terminó con un cruce de denuncias y un ataque de ansiedad de la profesora.

El vicerrector ha asegurado que se ha reunido tanto con alumnos como con el profesorado implicado, a quienes le transmitió la firme voluntad de la ULL de que este tipo de situaciones no se repitieran. Asimismo, reconoce que los hechos “hablan por sí solos”, al existir alumnos con “calificaciones excelentes en el resto de asignaturas y que no eran capaces de superar esta”. Por último, espera que con las medidas adoptadas el ambiente se relaje y no se vuelvan a repetir las escenas vividas.




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo