COPE

SOCIEDAD

Pierde todo por la pandemia y ahora vive en un coche en Tenerife

Antonio Jiménez pide a las administraciones que impulsen políticas sociales para las personas sin hogar

Audio

Thalía BelloTenerife

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:58

“A raíz de la pandemia perdí el trabajo, perdí la casa y me quedé en la calle. Pasé el confinamiento dentro de un coche, solicitando ayuda a todas las autoridades gubernamentales y no gubernamentales”.

Esta es la historia de Antonio Jiménez, uno de los casi 800.000 canarios que está en situación de pobreza, de acuerdo a los datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Jiménez era camarero, titulado en la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo, pero el coronavirus cambió su vida por completo. Desamparado, sin nada más que su vehículo, acudió a distintas ONG para poder sobrevivir. Sin embargo, tanto las organizaciones que prestan ayuda a los más desfavorecidos como el albergue municipal de la capital tinerfeña estaban colapsados. Por ello, tuvo que refugiarse en su automóvil a los pies de la playa de Las Teresitas, donde aún continúa viviendo.

“En las primeras fases de confinamiento estuve haciendo mis necesidades dentro del coche en una bolsa para no salir, para no ser multado. Hoy en día lo he podido adaptar un poco, aunque sigo haciendo mi vida en el interior del vehículo”, explica a COPE.

El ex camarero denuncia que el único recurso que le proporcionaron fue asilo en el Pabellón Kiko Cabrera, “tras un mes de allí, comprobé que uno de los residentes tuvo que ser asistido de urgencia por una intoxicación provocada por la ingesta de medicamentos no prescritos”, relata.

Saltaron las alarmas y, según él, los trabajadores del lugar culparon a los usuarios del centro de tráfico de fármacos. A esto se le suma que “tampoco había normas internas, cada día se las inventaban y yo les pedía que, por favor, establecieran unas reglas para poder acogernos a ellas”, señala Jiménez.

En este sentido, asegura que lo que más le hacía sentir incómodo e inseguro era que, en pleno confinamiento de marzo 2020, “reiteradamente, en todas las reuniones, siempre nos decían ‘si no les gusta ahí tienen la puerta’”.

Ante esta situación, Antonio Jiménez solicitó el libro de reclamaciones para exigir una mejor atención. Al día siguiente, le comunican que será expulsado por una supuesta falta grave. Atónito, pide una explicación por esta decisión, pero le invitan a que deje el recurso de acogida.

“Cuando fui a informarme sobre qué falta grave había cometido, ellos habían puesto en el informe que había abandonado el recinto. Pero, claro, es normal que haya personas en la calle que no quieran agarrar ese tipo de ayudas, por la mala praxis”, explica.

Antonio Jiménez defiende que una posible solución ante tanto desamparo es la reactivación del Artículo 47 de la Constitución Española, con el objetivo de que “todas las personas tengan derecho a una vivienda digna”.

Asimismo, considera que “ya va siendo hora de que todas las administraciones y ONG se unan para impulsar la construcción de viviendas sociales destinadas a aquellas personas que están siendo desahuciadas y que, por el tema de la pandemia, se están quedando en la calle”.

“Desde mi punto de vista, las soluciones paliativas a la larga no sirven para nada, simplemente para darle trabajo a los mismos”, afirma el ex camarero.

Ahora, Antonio Jiménez se dedica a dar voz a otros ciudadanos en situación de vulnerabilidad a través de su página de Facebook ‘La voz del mendigo’.

Con esta iniciativa, también intenta que no se difundan o se construyan discursos racistas alrededor de bulos o comparativas, como la reciente equiparación entre la ola de migración que ha llegado a Canarias con la pobreza que azota cada rincón de las islas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo TRECE al día

TRECE al día

Con Jose Luis Pérez y María Ruiz

Ver TRECE