COPE

Una buena novela ayuda a combatir la soledad y el aburrimiento en tiempos de pandemia

Es el tiempo perfecto para leer novelas de aventuras o policíacas que nos mantengan entretenidos

Interior de una librería

Redacción COPE Asturias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16 feb 2021

En 1.947 Albert Camus publicó "La Peste", una novela en la que se anticipa la forma como algunos países están tratando la pandemia. Otro libro que aborda el tema de la enfermedad es el "Amor en los tiempos del cólera" de Gabriel García Márquez, aunque quizá la historia más vendida últimamente sea "Diario del año de la peste" del escritor Daniel Defoe. Una novela que relata las experiencias de un hombre en el Londres de 1665, cuando la peste bubónica azotó la capital británica.

Por supuesto, hay temas de lectura para todos los gustos. Hay quien se interesa por estas tramas literarias para contextualizar la situación sanitaria que estamos viviendo y hay quien prefiere evadirse para huir precisamente de este escenario tan complicado y poder desconectar durante unas horas al día de la atmósfera que nos rodea. Personalmente, soy del segundo grupo porque además los entendidos en la materia (psicólogos, psicoterapeutas), recomiendan desconectar por la buena salud mental para no angustiarnos pensando constantemente en el virus que nos azota. Además de desconectar, una buena lectura nos permite afrontar mejor la soledad de una cuarentena y no aburrirnos. Hay quien habla, incluso, del poder curativo de la palabra escrita, afirmando que los lectores duermen mejor, mantienen niveles más bajos de estrés y depresión y más altos de autoestima que los no lectores. Además de ser magníficos compañeros, los libros nos crean vínculos con personas cercanas. Una buena lectura activa la memoria y favorece la capacidad de pensamiento crítico.

Dada la abundancia de temas no hay excusa para sumergirse en una historia escrita. Si no hay hábito de leer, lo mejor es comenzar poco a poco y no atracarse el primer día con muchas páginas que nos pueden confundir, empachar o llegar a rechazar definitivamente leer un libro. Es conveniente además iniciarse en la lectura con historias sencillas, que nos entretengan y nos mantengan enganchados y, sobre todo, que nos dejan con ganas de volver a coger esa novela que podemos dejar a mano en la mesilla de noche. No hay excusa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo