COPE

Así será la despedida de la abuela de la Reina: en Ribadesella y sin flores

Los restos mortales de Menchu Álvarez del Valle serán enterrados en el cementerio de El Carmen

Menchu Álvarez del Valle

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22:44

Menchu Alvarez del Valle, abuela de la Reina Letizia y popular locutora de radio, fallecía este martes en su casa de Sardeu (Ribadesella). Cumplió así con uno de sus principales deseos, el de pasar los últimos momentos de su vida en la aldea riosellana que eligió junto a su marido para la jubilación.

Menchu Alvarez del Valle falleció a los 93 años de edad después de despedirse de toda su familia y de sus compañeras de la tertulia El Garabato a la que pertenecía, aquellas con las que compartía tardes de charla, risas y conversación. Gracias a estos encuentros, los últimos años de su vida estuvieron plenos de energía.

Según las previsiones, Menchu recibirá cristiana sepultura en el cementerio de El Carmen (Ribadesella) en la más estricta intimidad. Allí descansan los restos de su marido, José Luis, fallecido hace 16 años y de su hija Cristina que murió en 2001. Eso sí, otro de sus deseos pasan por ser enterrada sin flores, informa COPE Ribadesella.

Como era una riosellana de devoción, la pasada tarde han sonado las campanas de la iglesia de San Salvador de Moru en la memoria de la gran Menchu, una entrañable mujer muy querida y respetada por estas tierras.

Menchu, como era conocida, nació en Santander pero ya desde muy joven se trasladó a vivir a Oviedo, donde inició una larga trayectoria radiofónica que la convirtió en una de las voces más reconocidas en Asturias.

Madre de tres hijos -Jesús Ortiz, padre de la reina; Henar y Cristina, ya fallecida- residía desde hace muchos años en la pequeña localidad de Sardéu, a cinco kilómetros de Ribadesella.

En esa misma casa familiar de «La Arquera» falleció en 2005 su marido y abuelo de la reina, José Luis Ortiz Velasco, a los 82 años.

Menchu era una persona muy conocida en la sociedad asturiana, primero por una reconocida trayectoria radiofónica que le llevó a ser distinguida con el Premio Nacional de Radio en 2013 junto con su hermana Marisol, y después por convertirse en la abuela de una princesa y después reina de origen asturiano, Letizia, a la que estaba muy unida.

La locutora recibió hace poco más de dos años un cálido homenaje del gremio al que perteneció durante cuatro décadas en el que se quiso honrar «la profesionalidad, la constancia y el coraje de una mujer adelantada a su época».

Fue el 11 de mayo de 2019 cuando recibió el Premio de Honor de la Asociación Clúster de la Industria Creativa, Cultural y Audiovisual de Asturias (ACICCA) en una gala celebrada en el Teatro Palacio Valdés, de Avilés, donde, emocionada y agradecida, quiso romper una lanza por el periodismo, «una profesión impagable» que, según aseguró, no hubiese cambiado por nada.

El jurado quiso ensalzar el trabajo «persistente» y la «impecable trayectoria» de Menchu, que a lo largo de su carrera pasó por emisoras como Radio Asturias o Radio Nacional de España.

«Me he sentido otra vez como un poco viva recordando otros tiempos maravillosos de una profesión impagable – también cobrábamos poco entonces- pero no la hubiera cambiado por nada, igual que a Asturias, por muchas ofertas que me hicieron de fuera», dijo entonces Menchu.

«La radio está viva. Viva la radio. Viva Asturias», proclamó la abuela de doña Letizia entre la ovación del público puesto en pie en la que fue una de sus últimas apariciones en un acto público.

No obstante, cinco meses después tuvo la oportunidad de presenciar, emocionada, el primer discurso de su bisnieta Leonor en el Teatro Campoamor de Oviedo durante la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2019.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha trasladado en redes sociales su pésame a la familia de doña Letizia por la muerte de su abuela paterna, «una de las voces más conocidas y reconocidas de la radio asturiana», con una «trayectoria vital ligada a la comunicación» y «muy querida por la sociedad asturiana».

El director emérito de la Fundación Princesa de Asturias, Graciano García, también ha escrito «con lágrimas en los ojos» y mucha tristeza, porque se querían «mucho», que hace unos días habló con ella por teléfono y que al final sintió «que era una despedida hasta la eternidad».


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar