El acusado de violar a una menor en el Carmin de la Pola declara que las relaciones fueron consentidas

El acusado se declara inocente y ha negado ante el juez los hechos acaecidos en julio de 2018. Se piden 6 años de cárcel

Entrada a los Juzgados de Oviedo

EP

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:46

El acusado de violar a una joven, entonces menor de edad, durante las fiestas del Carmín de la Pola (Pola de Siero) en julio de 2018 ha negado este martes los hechos de los que se le acusa y si bien ha reconocido que mantuvo relaciones sexuales con la víctima ha asegurado que "las mismas fueron consentidas".

Así lo ha indicado su letrado, Francisco del Gallego, al término de la vista que se ha celebrado a puerta cerrada durante toda la mañana en la Sección Segunda de la Audiencia. El caso ha quedado visto para sentencia.

El letrado, que pide la libre absolución de su cliente, ha explicado que el informe del equipo psicosocial del juzgado "no da credibilidad al testimonio de la víctima al considerar que su relato no es consistente y además la joven no presenta el perfil de víctima genuina".

Por su parte la víctima, que ha declarado protegida por un biombo, ha mantenido su versión de los hechos. Así, tras escuchar a las partes tanto la fiscalía como la acusación particular mantienen su petición de seis años de prisión.

La abogada de la acusación, Ana María González ha incidido en que los informes psicológicos elaborados por los peritos del Centro de Atención a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos, CAVASYM, si dan credibilidad a la víctima.

Los hechos juzgados

Los hechos, según sostiene el Ministerio Fiscal que mantiene su petición, sucedieron en la noche del 23 de julio de 2018, cuando el procesado, nacido en 1999, se encontraba con sus amigos en el prado La Sobatiella, donde tenían lugar las fiestas de El Carmín de Pola de Siero. En una zona próxima estaba también la menor de edad la víctima, nacida en 2001, con un grupo de amigas.

El procesado y la chica trabaron contacto, iniciaron una conversación y se besaron. Al separarse, el procesado le escribió a ella en la camiseta su dirección de Instagram. Al cabo de un rato, ambos volvieron a encontrarse en la fiesta y, tras iniciar una nueva conversación, se volvieron a besar, momento en el que el procesado le pidió que se fueran a un lugar apartado. La menor accedió después de que él le insistiera mucho, siempre según la versión del fiscal.

Ambos tomaron un camino y se pararon en una zona oscura de arbustos -separada unos 20 metros de donde había gente-, donde volvieron a besarse, diciéndole el procesado que quería mantener relaciones sexuales, a lo que la menor le contestó que solo accedía a practicar sexo oral, explica el Ministerio Público.

La joven trató de abandonar el lugar pero el procesado se lo habría impedido agarrándola del brazo, momento en el que, al advertir la menor la diferencia de fuerzas, se habría sentido bloqueada y asustada, lo cual sería aprovechado por el procesado para presuntamente agredirla sexualmente, según el fiscal.

Su relato prosigue señalando que él se marchó del lugar, dejando en el suelo a la chica, que le rogó que le ayudase a buscar su teléfono móvil, el cual creía perdido. Tras levantarse y vestirse, la menor se encontró con sus amigos, a quienes contó lo sucedido y llamaron a la Policía.

La Fiscalía considera que los hechos relatados son constitutivos de un delito de violación y solicita que se imponga al procesado la pena de seis años de prisión. En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el procesado indemnice a la víctima con 4.500 euros más los intereses legales correspondientes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar