COPE

El Seprona investiga a una persona por un presunto delito de maltrato animal

El animal presentaba caquexia extrema, gran deshidratación, cojera y gran cantidad de parásitos externos

Guardia Civil. Perra rescatada

En este estado encontró la Guardia Civil a la perra rescatada. | GUARDIA CIVIL

COPE.ESZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:18

El Seprona de la Guardia Civil investiga a una persona por un presunto delito de maltrato animal. El pasado 10 de septiembre su equipo de investigación recibió una comunicación mediante la que el Centro de Protección Animal de la capital en el que ponían en su conocimiento que, el pasado día 5, había entrado en sus instalaciones una perra de raza podenco andaluz que presentaba caquexia extrema, deshidratación, cojera y gran cantidad de parásitos externos.

A raíz de esa información, que además venía avalada por dos informes veterinarios, se desprendía la sospecha de la situación de abandono del animal, tanto de la atención veterinaria como de las necesidades básicas para su salud, indicando que de no haber sido recogido y puesto en tratamiento esta perra no habría sobrevivido.

Ante estos hechos, los agentes, tras consultar el Registro de Indentificación de Animales de Compañía de Aragón (RIACA), pudieron determinar la identidad de la persona responsable del animal, a la que le constaban, además, otros seis perros a su nombre, constatando que cinco de esos se encontraban sin vacunación antirrábica, obligatoria en Aragón.

SIN REGISTROS

De las gestiones practicadas por el Seprona con el propietario de la perra, se pudo comprobar que, aunque éste dijo haberla extraviado cinco días antes de su ingreso en el Centro de Protección animal, esta circunstancia no había sido registrada en la base del RIACA como es preceptivo. De la misma forma, no figuraba tampoco en la cartilla o pasaporte del animal el tratamiento veterinario al que fue sometido durante el mes de junio para su rehabilitación, dadas sus malas condiciones sanitarias.

Continuando con la investigación la Guardia Civil pudo determinar que uno de los canes que figuraban a su nombre fue cedido a otra persona a través de su veterinario, comprobando que tal extremo no figuraba en este regitro, como tampoco el fallecimiento hacía varios años de dos de los perros que figuraban también a su nombre.

Por estos hechos, el varón de 68 años y vecino de Zaragoza es presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna por abandono animal. También se le han instruido denuncias por infracciones a la Ley de Protección Animal por no vacunar a dos perros de la rabia, y otras dos infracciones por no dar de baja por muerte a dos canes.

También ha sido denunciado el veterinario que atendió a los animales por no grabar en la base de datos del RIACA un supuesto cambio de titularidad de los animales y por tres infracciones al no reseñar en los pasaportes de tres canes la fecha completa de la vacunación.

Síguenos en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo La Lupa Noticias

La Lupa Noticias

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE