COPE

'Porque todos somos héroes'. Capítulo 4: La casa de los olvidados

En la cuarta entrega de nuestra serie visitamos el Centro de Día San Blas para personas Sin Hogar, que ayuda a quienes no tienen a dónde ir en Zaragoza

Audio

Á. MONTANERZARAGOZA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:21

¿Alguna vez te has preguntado dónde guarda lo poco que tiene una persona que vive en la calle? ¿No? Pues quizá si te acercas por el Centro de Día San Blas para Personas sin hogar te puedas hacer una idea de esa realidad. Ellos son muy claros a la hora de definirse. "Acogemos a todos aquellos que no tienen cabida en ninguna institución, a los que no reciben ayuda de nadie". Son algo así como su último recurso. La casa de todos aquellos que parecen olvidados por la sociedad. El refugio para los que están ávidos de otra oportunidad.

Un gesto tan simple como su consigna, permite a muchas personas que no tengan que cargar a lo largo del día con sus pertenencias. Es tan sencillo como un registro, un casillero, y esa persona, por lo menos, se asegura de que no perderá lo poco que le queda. En San Blas se lo guardarán.

Hemos podido comprobar, en este episodio, que hay gente que acude a esta institución con su casa a cuestas. De manera literal. De la mano de su presidente, Antón Borraz, hemos visto con nuestros propios ojos, de primera mano, a personas que en un carro de supermercado, acuden a por una bebida caliente a por un bocadillo. Probablemente será lo poco de lo que puedan alimentarse ese día.

Audio

Porque es otro de los servicios de este centro de día. Dan un desayuno -café o chocolate calientes y algo de comer- a todos los que acuden por la mañana a sus instalaciones. Ahora con el coronavirus, esa ayuda ha tenido que cambiar ligeramente. "Ahora hacemos reparto de bocadillos, antes las cenas podían ser sentados en la mesa y con un plato caliente". Ahora, es el tupper para llevar lo que es caliente para estar personas para que, al menos, puedan resistir un poquito mejor el frío del invierno que ha irrumpido con fuerza en Zaragoza.

UN EMPUJÓN HACIA SU FUTURO

Una consigna, una bebida caliente, una comida... Pero San Blas no se queda ahí. También intenta que las personas que acuden a su centro reciban una formación, estén mejor preparados para encontrar un empleo. Y hay quien ya lo ha conseguido. Eso dibuja una sonrisa en Antón que nos cuenta cómo "una mujer que consiguió trabajo, nos obsequió unas tortas... Gente que no tiene nada, pero a la que intentas ayudar y que te responde a ese cariño con lo poco que tiene... Eso emociona".

Pero también hay quien no está pasando por buenos momentos. Ahmed, por ejemplo, vive en la calle. Lleva más de 2 años en España y trabaja en el sector de la fruta. Este verano no ha sido sencillo para él. Él agradece a San Blas todo lo que hace por él y espera con esperanza que, en 2021, su suerte cambie a mejor porque de momento sigue soportando las frías noches de nuestra ciudad al raso.

Mejor le han ido las cosas a Malik. Llegó a Zaragoza, también hace dos años, en una situación en la que era adicto a drogas como la marihuana o bebía. También pasó por un CIE. Sin embargo, San Blas consiguió reconducir sus pasos. "Me ha ayudado mucho y me ha cambiado la vida. Ahora tengo una pareja y voy a irme a vivir con ella. Puedo permitirmelo gracias a lo que he aprendido aquí y a la orientación recibida".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Historias muy emocionantes. Héroes en el Paseo Echegaray y Caballero de Zaragoza. Donde héroes sin capa, pero con corbata, delantal, bata, ropa de abrigo pero, sobre todo, con muchas ganas, intentan día a día cambiar la vida de los demás. Muchas emociones en este episodio en el que, además de escuchar numerosos testimonios, hemos contado con la presencia de Arturo Aliagay en el que hemos seguido recordando las buenas iniciativas que nos ha dejado este 2020, pese a la situación. Un día, en definitiva, en la casa de los 'olvidados'.

Síguenos en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo