COPE

Banca digital y mayores: menos atención presencial y abandono del medio rural

Ángeles, de 71 años, nos cuenta su experiencia personal y porqué decididió acudir al Justicia de Aragón para tramitar su queja

ctv-wgs-mayores-y-banca-freepik-2

Los mayores piden más atención presencial y humanaIMAGEN FREEPIK

PILAR LÓPEZ ISLAZARAGOZA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:36

Quién no ha oído hablar de la campaña ‘Soy mayor, no idiota’, de Carlos San Juan, un valenciano de 78 años. Su indignación ante el trato que reciben los mayores por parte de la banca le llevó a comenzar una campaña de recogida de firmas para pedir algo muy sencillo: un trato personal y humano a los clientes, sobre todo, a los de mayor edad que no conocen ni controlan las tecnologías. Aquí, en Aragón, hemos querido saber qué opina el colectivo de personas mayores al respecto, cómo es su experiencia con la banca y el doble problema que se encuentran los mayores del medio rural, donde ni si quiera tienen un cajero.

Ángeles, de 71 años, es una de las personas con las que hemos querido hablar de este asunto. Ella, como afectada, inició una serie de quejas que le han llevado hasta El Justicia de Aragón. Un día, en su entidad bancaria se encontró con el problema y con una larga fila. Sólo quería hacer un ingreso a una asociación. “Me indignó que estuviéramos allí clientes, que somos los que les damos el trabajo, esperando tres cuartos de hora para que luego te puedan resolver el problema o no...”, nos ha explicado.

Ella, como nos cuenta, ha aprendido a hacer gestiones bancarias a través del móvil o internet. Le han enseñado y reconoce la ayuda que ha recibido de los propios empleados de su banco. Pero no es suficiente para otros que no tienen esa capacidad o esa oportunidad. “Ya sé cómo se puede hacer. Pero hay personas más mayores que yo, con más problemas para entender las cosas. Me indignó la falta de atención, que no haya una persona que te de el dinero en mano o te lo ingrese”, ha añadido.

La primera reclamación ante su entidad la puso hace un par de meses. De ahí, pasó al Justicia de Aragón. “Me ha contestado todo el mundo. Mucha letra, pero la única conclusión es que sólo se podía tramitar la queja a través del Banco de España”. Así que decidió ponerse en contacto con el Consejo Aragonés de las Personas Mayores, COAPEMA. Aquí son conocedores de muchas quejas de este tipo. Cada vez hay menos atención presencial, los horarios son muy limitados, hay que pedir cita pero muchas veces no te cogen el teléfono o te redirigen a una máquina o a una aplicación móvil que los mayores tampoco saben manejar.

El problema lo van a trasladar al Consejo Estatal de Personas Mayores, también acudirán al Justicia de Aragón, a Servicios Sociales de la DGA y a la Asociación Tercer Sector. Y es que en el caso de Aragón, además, hay un problema añadido: el medio rural. “Se convierte en doblemente grave. Más del 50% de las localidades no tienen ni un cajero y no puedes utilizar la tecnología que te pide la banca. Eso es un problema que le creó 'alguien' a la sociedad y ese ‘alguien’ se lo tiene que solucionar”, nos ha explicado en Cope el presidente de COAPEMA, Teodoro Corchero.

ALGUNAS SOLUCIONES: AULAS ITINERANTES Y 'CORREOS CASH'

También hemos querido analizar la situación con el sector bancario. Ibercaja, como entidad mayoritaria en el territorio, es quizás más tenga que decir y que aportar en todo este asunto. El director de Marketing, Nacho Torre, nos ha explicado que llevan años analizando la relación de los mayores con la banca digital. De ahí surgieron las ‘aulas itinerantes’, para ayudar y enseñar a las personas mayores cómo hacer trámites y gestiones con su banco, la banca móvil o el lenguaje digital. Pero desde Ibercaja aseguran que la atención personalizada se mantiene en sus oficinas. “El 80% de las personas de más de 65 años vinculadas con nosotros tiene un gestor personal asignado, de forma presencial, en una oficina de proximidad. El otro 20% lo pueden tener telefónicamente”, ha indicado Torre.

Según Iberbaja, en dos años las transferencias digitales que hacen los mayores de 65 años han pasado de un 40% a un 60%. Sólo un 10% usan exclusivamente la oficina para sus trámites, mientras un 45% ya utiliza sólo canales a distancia. Pero, ¿qué ocurre en aquellos pueblos donde han desaparecido oficinas y cajeros? La Diputación Provincial de Zaragoza, por ejemplo, anunció un plan para poner cajeros en aquellos municipios que no tienen. Por su parte, Ibercaja ha llegado recientemente a un acuerdo con Correos para dar dinero en efectivo. “A través de ‘Correos Cash’ puedes solicitar al cartero de Correos que te lleve efectivo a tu casa”. Y también existe la posiblidad del ‘Cash back’. “Si algún comercio del municipo tiene TPV (para cobro con tarjeta de crédito) de Ibercaja se puede recoger dinero. Por ejemplo, compro el pan y pido 40 euros”, ha explicado.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La tecnología nos supera y la realidad nos obliga, a unos más que a otros, a aprender a marchas forzadas. La campaña de Carlos San Juan nos ha dado una bofeta de realidad que ha espabilado incluso a la propia banca y la ministra Nadia Calviño ya se ha dirigido a los bancos para que no abandonen a los mayores. Veremos si hay compromiso real con aquellos que, no olvidemos, con sus ahorros y trabajo han sostenido el funcionamiento de las entidades bancarias.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar