COPE

El meta Cristian Álvarez obró el milagro de empatar en el último suspiro en Lugo (2-2)

El rosarino, que rescató un punto en el minuto 96, es el primer portero zaragocista que logra marcar un gol en jugada.

ctv-n5d-foto-web-lugo---real-zaragoza

El meta zaragocista Cristian Álvarez es felicitado por Eguaras tras conseguir el gol del empate.LFP

JESÚS ZAMORAZARAGOZA / LUGO

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 01 may 2021

El milagro se llama Cristian Álvarez. Increíble, pero cierto. El guardameta argentino, que tantas veces ha salvado los muebles al Real Zaragoza con sus paradas, esta vez, en la noche de este viernes, ha quedado elevado en Lugo a la categoría de santo para la afición aragonesa. Cuando el partido estaba perdido y abocado al dos a uno, hizo lo más inesperado, empatar en el minuto 96 con un remate poco ortodoxo pero absolutamente eficaz. Ni él mismo sabía cómo había rematado ni por dónde había entrado la pelota. Mitad con el cuello o la cara, mitad con el hombro, pero la pelota acabó en el interior de la portería lucense, que es lo que importa.

Un desenlace así eclipsa cualquier valoración del partido, que fue malo de solemnidad. Por las dos partes, pues ambos equipos empezaron el choque con una carga brutal de tensión por lo mucho que se jugaban. Y eso hizo que salieran tan atenazados todos que nadie se atrevía a intentar nada. El Real Zaragoza hubiera necesitado la victoria para respirar más profundo, pero apenas tuvo iniciativa. Sólo las dos veces que se vio con el marcador en contra. Está claro que si hubiera puesto desde el principio el espíritu y el juego del tramo final del encuentro las cosas habrían sido muy diferentes.

Pero los de JIM fueron incapaces de hacerlo y se le dio vida al Lugo, que tenía el partido ganado... hasta que Cristian Álvarez obró el milagro del minuto 96. Una falta lateral cometida sobre Vuckic -¡¡sí, sobre Vuckic, que acababa de salir al campo!!-, la colgó Bermejo al segundo palo y allí emergió la figura bendecida de Cristian, que se las apañó para marcar como pudo, pero marcó. Un punto que, aunque sea corto para las necesidades del equipo, sabe a gloria tal como estaba la situación.

El punto, que puede ser de oro aunque toque seguir sufriendo, lo logra un hombre que ya ha salvado a los suyas muchas veces. Pero nadie hubiera imaginado esto. Salvo aquel gol de Chilavert de penalti a la Real Sociedad en enero de 1990, ningún otro portero había marcado un gol en toda la historia del Real Zaragoza. Desde luego, es el primero en jugada. Aunque fuese tras el saque de una falta. Y lo que prueba la dimensión de lo logrado por el meta argentino es que -sin contar obviamente el gol que se metió en su propia portería ante el Alcorcón en La Romareda-, con este tanto ya suma más dianas que el Toro Fernández (el punta que más veces ha sido titular, que no lleva ninguno) e iguala con Álex Alegría, que lleva uno.

No quiso asumir riesgo alguno ninguno de los dos equipos en los primeros compases del partido, que transcurrieron sin ocasiones de gol y con la tensión propia de lo mucho que había en juego sobre el campo. Disputas, pelea, brega, interrupciones... marcaron la tónica en el desarrollo del partido en este tramo.

A los veinte minutos llegó el primer acercamiento peligroso, en la portería lucense. Los aragoneses reclamaron penalti tras un saque de córner de Zapater, que había rematado Peybernes. Poco después, el propio central francés lanzó alto en el minuto veinticinco, tras un rechace al borde del área.

Avisó el equipo local en su siguiente jugada de ataque, que supuso la ocasión de gol más clara del primer tiempo. El contragolpe del Lugo lo finalizó Hugo Rama con un disparo raso que salió a centímetros del poste de Cristian, tras desviarlo Carlos Nieto.

Respondieron los zaragocistas en el minuto 32 con un remate de cabeza de Azón, a centro nuevamente de Zapater, que salió a la derecha del marco de Varo. En el 35 una gran jugada combinativa del equipo zaragocista finalizó con un envenenado centro de Vigaray, que no llegó a empujar a la red, por poco, Iván Azón. A solo tres minutos del descanso, Bermejo estuvo muy cerca de estrenar el marcador con un lanzamiento de rosca desde la frontal del área que se marchó junto al poste.

Sin embargo, fueron los locales los que lograron adelantarse por medio de Manu Barreiro, que remató de cabeza a la red tras un saque de esquina, justo al borde del descanso, en un momento psicológico, el minuto 44..

En el primer acercamiento zaragocista tras la reanudación, se produjo un posible penalti en el área local, en el primer minuto del segundo tiempo, tras un golpe con el puño del portero Varo sobre Peybernes en su intento de despeje, pero no lo apreciaron ni el colegiado ni el VAR.

A los cincuenta y tres minutos, lo probó Adrián González con un remate con el exterior del pie izquierdo, después de controlar con el pecho en el área, pero el cuero salió por encima del larguero lucense. Seguidamente, Narváez y Adrián hilvanaron una buena jugada que terminó con una volea del colombiano a la que respondió Varo con una buena intervención. En el rechace, Zapater lanzó fuera por poco con la zurda.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Fruto de la insistencia de los aragoneses llegó, a los sesenta minutos, un penalti a favor del Real Zaragoza, tras un salto entre Azón y Varo en el que delantero llegó antes al balón y el arquero le derribó. Adrián González tomó la responsabilidad de lanzar la pena máxima y consiguió batir con gran sangre fría al portero lucense, estableciendo el empate.

A punto estuvo de marcar de nuevo Iván Azón a los sesenta y siete minutos, con un cabezazo a la salida de un córner que detuvo Varo sobre la misma línea de gol. En el setenta y tres, un remate de cabeza de Narváez, casi voltea el partido, pero la pelota salió rozando el travesaño. Y dos minutos después, a los setenta y cinco, Adrián estuvo a punto de marcar tras una preciosa jugada colectiva, pero los locales sacaron su cabezazo sobre la línea de meta, de nuevo.

Sin embargo, cuando más cerca parecía estar la remontada, los gallegos lograron marcar el tanto de la victoria en una jugada aislada, al rematar el central Venancio, sólo en el segundo palo tras un rechace en un saque de córner. Buscaron el empate los blanquillos en el poco tiempo que restaba para finalizar el duelo, y pudieron conseguirlo en las botas de Narváez, Eguaras, Álex Alegría o Francés. Especialmente en un sensacional disparo de Eguaras desde fuera del área que iba a la escuadra, al que respondió el meta Varo con una extraordinaria parada a mano cambiada. En esos minutos finales en los que los lucenses, sin embargo, pudieron evitar las acometidas aragonesas... hasta la aparición milagrosa del portero zaragocista Cristian Álvarez, que subió a rematar la falta señalada sobre Vuckic y lanzada por Bermejo y cabeceó la pelota al fondo de las redes lucenses en la última jugada del encuentro, logrando la igualada que, como mínimo, hacía más justicia a lo que había sido el partido.

CD Lugo: Varo, Alende (López, 89'), Pita, Juanpe, Herrera (Gerard, 73'), Seoane (El Hacen, 69'), Barreiro, Rama (Torres, 89'), Ramos (Rodríguez, 73'), Ruiz y Venancio.

Real Zaragoza: Álvarez, Vigaray, Francés, Peybernes, Nieto (Chavarria, 82'), Zapater (Eguaras, 70'), Francho (Vuckic, 86'), Adrián (Igbekeme, 82'), Bermejo, Narváez e Iván Azón (Alegría, 86').

Goles: 1-0, Barreiro (min. 44); 1-1, Adrián, de penalti (min. 63); 2-1, Venancio (min. 81); 2-2, Cristian Álvarez (min. 90).

Árbitro: Arcediano Monescillo (comité castellano-manchego). Amonestó por parte del Real Zaragoza a Peybernes y Azón; y por parte del Lugo a Varo, El Hacen y Juanpe.

Tras el partido, el técnico zaragocista, Juan Ignacio Martínez, mostraba su alegría por el desenlace final del encuentro: "Muy, muy contentos con el punto, por cómo ha sido el partido y por todo lo que hay en juego a estas alturas".

"Estamos muy contentos por el empate y a la vez fastidiados, pero por cómo ha sido, con gol del guardameta... ha sido un momento muy bonito", añadía el preparador alicantino, que recuerda que "en estos momentos se juegan muchas cosas: golaverages, distancia con el rival... espero que sea un punto de inflexión, para lograr los puntos que necesitamos para acabar con nuestro trabajo".

JIM se refería a esa última jugada en la que el portero Cristian Álvarez lograba cabecear a la red el tanto del empate: "Cómo se ha festejado y la piña final, ha sido un momento muy bonito, de satisfacción para todos", comentaba, aunque prefiere quedarse "sobre todo con el trabajo colectivo de todos".

Por último, el entrenador blanquillo destacaba aspectos positivos como "la reacción del equipo en esos momentos tan difíciles, que no se da por vencido, ese espíritu de equipo y creer hasta el final. Ese tiene que ser el espíritu en este tramo final", concluía.


Pero el gran protagonista al final del partido era el meta Cristian Álvarez: "Centra Berme (Serio Bermejo) y entro en carrera, y yo creo que le pego con el ojo, o con la cara, no sé... al saltar con un defensa de ellos, también, y nada: entró, entró.. me gustaría verlo porque ha pasado todo muy rápido". Con esta sencillez, casi apurado por la situación, relataba Cristian Álvarez una jugada que le ha convertido en uno de los héroes del Real Zaragoza, al lograr in extremis el tanto del empate.

"La verdad que no he pensado nada en el momento -continuaba el portero argentino-, ahora estoy empezando a tomar un poco de dimensión de lo que ha pasado al final del partido. Siento una felicidad enorme, muy grande, mucha satisfacción, porque hemos podido lograr el empate que creo que merecíamos, por volumen de juego y por situaciones de gol, ya que hemos tenido las más claras", añadía Cristian.

El rosarino explicaba que el tanto final había sido fruto de "insistir, no dejarnos ir... por eso ha llegado el gol. Se ve cómo se sufre, y cómo al final del partido estaba todo el equipo junto y abrazado. Todos sabemos de la importancia de lo que nos estamos jugando y que estos momentos son claves. Queda muy poco y tenemos que alejarnos definitivamente de la zona de peligro", finalizaba el arquero goleador.


La plantilla zaragocista volverá a los entrenamientos este sábado a las 12:15 horas, con una sesión de trabajo que se desarrollará en las instalaciones de la Ciudad Deportiva y que servirá para comenzar la preparación del choque frente al Espanyol del próximo fin de semana.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar