La Justicia ordena la devolución de los bienes de las parroquias aragonesas

La sentencia coincide con el segundo aniversario del retorno de los bienes de Sijena

Imágenes bienes de la Diócesis de Barbastro-Monzón

Imágenes bienes de la Diócesis de Barbastro-MonzónCOPE.ES

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:58

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barbastro (Huesca) ha ordenado la inmediata devolución de los 111 bienes del patrimonio histórico de las parroquias aragonesas que permanecían depositados en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida. Entre los bienes se encuentran pinturas, orfebrería, libros de gran valor, capas pluviales y casullas. La sentencia dictada por el juez estima íntegramente la demanda presentada por el obispado de Barbastro Monzón en representación de las 43 parroquias que han reclamado dichos bienes. 

Siete meses después de celebrarse el juicio para resolver la discrepancia entre las diócesis de Lérida y de Barbastro-Monzón, la sentencia desestima en su totalidad los argumentos planteados tanto por el obispado catalán como por el Consorcio de la institución museística y concluye que los bienes son propiedad aragonesa y deben de regresar.

Todo se remonta al 29 de abril de 1995, cuando se constituye la diócesis de Barbastro-Monzón. En ese momento se ordena que las parroquias de los arciprestazgos de Ribagorza Oriental y Occidental, Cinca Medio, La Litera y Bajo Cinca dejaran de pertenecera a la diócesis de Lérida y se integraran de Barbastro, que pasó a denominarse, en virtud del mismo Decreto, diócesis de Barbastro-Monzón.

Una vez concluido el proceso, habían sido transferidas 111 parroquias, todas las cuales se encontraban dentro los límites territoriales de Aragón, con una población de 68.454 fieles.

La transferencia de fieles y parroquias fue aceptada sin objeción alguna por parte de la diócesis de Lérida, pero siempre tuvo reparo a devolver los objetos artísticos o de arte sacro propios de las mismas. La reiterada negación a hacerlo dio lugar a este pleito. 

Lo más