COPE

SUCESOS

Una actuación rutinaria acaba en batalla campal con altercados entre policía y vecinos en Sevilla

Se lanzaron piedras y se quemaron contenedores en el barrio

Una actuación rutinaria acaba en batalla campal con altercados entre policía y vecinos en Sevilla
Irene Ramos

COPE Sevilla

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:40

Lo que comenzó como una actuación rutinaria acabó como una auténtica batalla campal, y con dos detenidos y cinco policías heridos.

El altercado entre policía y vecinos ha ocurrido en Sevilla capital, en el barrio del Polígono Norte, donde los agentes dieron el alto a un chico que circulaba en una moto sin casco y haciendo el caballito.

Otros jóvenes intentaron evitar la actuación arremetiendo contra los policías con golpes, patadas y puñetazos.

Fue necesario que acudieran refuerzos porque los vecinos de las inmediaciones comenzaron a lanzar piedras y otros objetos contundentes y a quemar contenedores y a destrozar mobiliario urbano.



EL RELATO DEL AYUNTAMIENTO

Según la información facilitada por el Ayuntamiento de Sevilla , los hechos ocurrieron sobre las 20.00 horas, cuando agentes de la Policía Local que prestaban servicio en la zona observaron un ciclomotor cuyo conductor circulaba sin casco, a gran velocidad y sobre la rueda trasera haciendo el denominado popularmente como ‘caballito’.

Los agentes se dispusieron entonces a identificar al conductor para comprobar su documentación y proceder a la denuncia administrativa por la conducción. Pero ese gesto ya desató el altercado y comenzó el enfrentamiento.

De hecho, otros dos agentes trataban de mantener una zona de seguridad alrededor pero fue imposible.


Un joven de 19 años de edad, tal y como relata el Ayuntamiento, trató de rebasar esta zona de seguridad con la intención de evitar la actuación contra el conductor del ciclomotor. Cuando uno de los agentes cortaba el paso, "el joven comenzó a dar manotazos, patadas y puñetazos".

También otro chico de 18 años de edad, "se lanzó por la espalda sobre el agente, lo golpeó y lo hizo caer al suelo, donde le siguió propinando golpes y patadas".

FUE NECESARIO QUE ACUDIERAN REFUERZOS


El altercado fue a mayores y los agentes tuvieron que solicitar refuerzos porque era imposible controlar la situación. En el lugar de los hechos se congregaron más personas y se empezaron a registrar lanzamientos de piedras y objetos contundentes como botellas.

Cinco agentes resultaron lesionados con contusiones y traumatismos. Los policías "reconocieron entre las personas allí congregadas a delincuentes habituales, uno de ellos de 24 años y hermano de uno de los detenidos, así como otro de 30 años, que arengaban a las personas con amenazas de muerte a los agentes".



Poco después un grupo de personas incendiaron contenedores de basura, causaron daños en paradas del autobús y también en la maquinaria de unas obras públicas en las inmediaciones. Incluso las líneas de autobús que circulan por la zona fueron desviadas en prevención de actos violentos.


En el barrio se mantuvo desplegado un dispositivo de unidades antidisturbios de Policía Nacional para permitir la actuación de Bomberos en la extinción de los contenedores incendiados.


También te puede interesar:

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo