COPE

SEVILLA

Emasesa alerta de la escasez de reservas y anima a ahorrar agua

Advierten de que si la primavera sigue siendo tan seca, en septiembre entraríamos en estado de prealerta por escasez meteorológica

ctv-zmu-cmo-ahorrar-agua

IJJ

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 04 jun 2021

La empresa metropolitana de aguas de Sevilla ha activado una campaña de ahorro y consumo responsable del agua, ante la necesidad de concienciar a la población de la importancia de ahorrar agua, teniendo en cuenta que la situación de los embalses que abastecen a Sevilla y a su área metropolitana muestran una bajada general en su volumen de agua embalsada desde 2018.

Según los datos que ofrece Emasesa, desde abril de 2018, salvo algunos periodos de aportaciones, el volumen general del agua embalsada hasta el día de hoy ha pasado de 608,8 hm3 a 420,6 hm3, o lo que es lo mismo, se pasa de un 94,9% a un 65,6%. Una tendencia que se encamina a la baja ante la ausencia de lluvias en las últimas semanas.

Realizando una proyección del volumen aproximado del que dispondríamos al final del presente año hidrológico, si el comportamiento fuera similar al del año 2019 en el que la primavera fue bastante seca, estaríamos con unas reservas del entorno de los 310 hm3. Esto supondría que estaríamos en el 48% de nuestra capacidad de almacenamiento por lo que a principio del mes de septiembre de 2021 entraríamos en el estado de prealerta por escasez meteorológica.

Ante este escenario, Emasesa quiere recordar a los ciudadanos la necesidad de evitar un gasto desmedido en las acciones diarias que conllevan el uso del grifo (higiene personal, cocina, limpieza, etc.), promoviendo un cambio de hábitos esenciales que ayuden a considerar este escaso recurso que es el agua, como un valor indispensable para la vida, la biodiversidad y las actividades económicas, porque no debemos olvidar que el agua de mañana la ahorramos hoy.

CONSEJOS DE LOS CONSUMIDORES PARA AHORRAR AGUA

Desde la OCU, la organización de consumidores, recuerdan además cinco hábitos para reducir de manera significativa el consumo de agua.

Ducharse en vez de bañarse. Una ducha de cinco minutos gasta la cuarta parte de agua que llenar la bañera.

No usar el inodoro como papelera. Y, desde luego, no echar al WC desechos como las toallitas no degradables.

Lavar con el lavavajillas en vez de a mano. El lavavajillas consume 25 litros de agua, frente a los 120 litros que suman dos lavados diarios a mano.

Cortar las fugas de agua, del grifo o de la cisterna, cuanto antes. Si al final hay que llamar al fontanero, no merece la pena posponerlo.

Reutilizar el agua en la medida de lo posible. Por ejemplo, usar el agua del baño de los niños para regar las plantas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo