COPE

SALUD

El error que cometes al sentarte y que podría dañar tu espalda

El hábito de sentarnos correctamente supone un gran beneficio para nuestro organismo. Te descubrimos qué posturas debes evitar

El error que cometes al sentarte y que podría dañar tu espalda

Andalucía

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 24 ene 2021

Trabajamos unas ocho horas diarias aproximadamente. Muchos trabajos requieren estar sentados la mayor parte del tiempo. Sentarnos correctamente es una asignatura pendiente en multitud de ocasiones. Y cuando no lo hacemos, la espalda se resiente. Debemos tener en cuenta que nuestra espalda debe estar siempre recta y apoyada correctamente en una superficie cómoda.

Cómo sentarnos en la oficina

Cuando no nos sentamos bien, empezamos a sufrir molestias en las lumbares, en el cuello y en los hombros. Y es que aunque parezca sencillo, en muchas ocasiones nos sentamos de forma inorrrecta y nuestra salud se resiente con dolores articulares, musculares y de huesos.

CÓMO ELEGIR LA SILLA PERFECTA

Si tienes problemas de vista, mareos o náuseas, pueden tener su origen en una mala postura. Te enseñamos cómo sentarte para que desaparezcan. Entonces, ¿Cómo podemos evitar estos dolores? Los expertos recomiendan usar una silla cómoda para que la zona cervical descanse y no sometamos nuestro cuerpo a tensiones innecesarias. Para saber si es la adecuada para nosotros, debemos optar por una silla sin reposabrazos, de esta forma podremos acercarnos a la mesa.



Los expertos recomiendan que la silla tenga ruedas porque así podremos desplazarnos más cómodamente, sin necesidad de un enorme esfuerzo. Respecto al tejido, debemos evitar de aquellos que no transpiren y siempre apostar por una silla que no sea muy dura.

LOS ANTEBRAZOS, APOYADOS SIEMPRE EN LA MESA

Respecto a la altura del asiento, debemos tener en cuenta que nos debe permitir mantener las rodillas dobladas en ángulo recto. De esta forma, el respaldo lo ajustaremos para apoyar en él la columna. Estará perfecta cuando sintamos que nuestra zona lumbar no se encuentra cargada.

Cuando nos sentemos, debemos mantener los antebrazos apoyados sobre la mesa. También tenemos que tener en cuenta los codos. Estos deben mantener una flexión de noventa grados aproximadamente. La posición de los hombros también debe estar relajada. Si vemos que nuestros hombros se contraen, es que no hemos elegido la altura correcta, así que tendremos que volver a regularla.



CUIDADO CON LAS CONTRACTURAS

Los pies deben estar siempre apoyados en el suelo, de esta forma las piernas quedarán relajadas y el tronco permanecerá recto. Si notamos que la circulación se resiente a medida que pasa el día, debemos levantarnos, caminar un poco y regresar de nuevo a nuestro asiento.

Cuando trabajamos con un ordenador, es muy importante que quede a la misma altura de los ojos. De esta forma, evitaremos que nuestra cabeza quede inclinada hacia abajo o hacia arriba y nos libraremos de esos dolores de cuello que nos provocan las molestas contracturas.



También te podría interesar:

¿Cuáles son las principales causas de los dolores musculares de los andaluces?

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si sufres la “enfermedad del hombre moderno”

Esta es la fruta que debes tomar para evitar resfriados, y no es la que te imaginas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar