Boletín

SUCESOS

El policía que detuvo a dos peligrosos fugitivos en Málaga: “No hubo resistencia porque no se lo esperaban”

El agente de la Policía Nacional, fuera de servicio, arrestó a dos hermanos buscados en Suecia por secuestro y tortura

Redacción COPE MÁS MÁLAGAMálaga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:28

David es un agente de Policía Nacional, concretamente un agente de la Unidad de Policía Judicial, y mientras se encontraba fuera de servicio en Vialia, detuvo a dos de los fugitivos más buscados de Suecia. Según fuentes de la policía, uno de ellos es boxeador olímpico y los dos han sido miembros de una conocida banda motera de la ciudad sueca de Goteborg.

EL ARRESTO

El agente los reconoció porque había visto sus caras en los canales de cooperación policial internacional. “Reconocí las caras. Teníamos el aviso de hace una semana de que estas personas podían encontrarse en Málaga”, relata el agente a ‘Herrera en COPE MÁS Málaga’ 97.1 FM, 882 AM y cope.es/malaga.

Los dos, hermanos, de 35 y 37 años, tenían sendas órdenes europeas de ser detenidos debido a su presunta implicación en el secuestro de una persona durante tres días. Este hecho tuvo lugar en su país natal, en febrero de este mismo año. Los dos hermanos habían sido acusados de herir a la víctima con una máquina perforadora -causándole lesiones graves-, con el objetivo de sustraerle claves bancarias.

David avisó a los vigilantes de seguridad del centro y al 091 solicitando apoyo. Pero cuando los fugitivos salieron de un establecimiento comercial los acontecimientos se precipitaron. “Son criminales profesionales. Al percatarse, se empezaron a separar y hubo que intervenir inmediatamente”, recuerda el policía, “cogí a uno de ellos, los compañeros de seguridad cogieron al otro, y los pusimos contra la pared”. Fue en ese momento cuando se arrestó y se identificó a los criminales, trasladándolos posteriormente hasta la comisaría provincial de Málaga.

El arresto se produjo el pasado domingo en torno a las 14.00 horas. “No hubo resistencia. No se lo esperaban y no les dio tiempo a reaccionar”, cuenta David, que detalla que, afortunadamente, los fugitivos no iban armados en el momento de la detención. “Son grandes, fuertes y saben pelear. Estaban catalogados como violentos, peligrosos y armados”.

TENÍAN INTENCIÓN DE FUGARSE

Más tarde se tuvo conocimiento de que los arrestados tenían intención de abandonar la Costa del Sol ese mismo día. Los criminales se encuentran en prisión a la espera de que lleguen las autoridades suecas y se hagan cargo de ellos.

Lo más