• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

ABSUELTOS

El fiscal pedía un año y medio de cárcel y 135.000€ por matar a 45 murciélagos

Murciélago
Antonio Agudo
  • item no encontrado

Europa PressCampus de Las Lagunillas (universidad de Jaén)

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:58

El 5 de junio de 2017 amaneció soleado y barruntando otra jornada de calor en el campus de Las Lagunillas. La Universidad de Jaén iniciaba otro día de rutina, clases y exámenes. De esa manera encararon la jornada laboral los empleados de mantenimiento que se apestaban a cumplir con las tareas y encargos del estadillo que incluían, como casi siempre, reparación de puertas que no cerraban bien, sustitución de enchufes, barras y luces que había que sustituir y persianas que reparar. Sería un día que les costaría olvidar ya que se iban a enfrentar a un año y medio de prisión y 135.000 euros de multa.

Esa era la pena que la Fiscalía solicitaba para ellos por acabar con la vida de 45 ejemplares de murciélagos de herradura que anidaban en un cajetín de la persiana de uno de los despachos de la UJA. Por fin, casi dos años después, han sido absueltos por la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén que ha confirmado íntegramente la sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén y que fue recurrida en octubre de 2018 por la Fiscalía.

El valor de cada ejemplar está tasado en 3.000 euros

Según la Fiscalía, "los dos acusados, sin tomar ningún tipo de precaución, y con el objetivo claro de terminar con la vida de los animales que estuvieron refugiados o anidando en dicho cajetín, sin precaución alguna, ni asesoramiento sobre los animales existentes en dicho lugar, empezaron a forzar la persiana y a realizar ruidos excesivos con golpes en las maderas".

Un trabajo que hacían a plena luz del día, lo que llevó a que los animales salieran de su nido totalmente aturdidos por los golpes, llegando a caer desde una altura de más de siete metros y causando la muerte a 15 ejemplares adultos y 30 crías. Los operarios en todo momento declararon que, al acudir a realizar la reparación, nadie les había comunicado la existencia del nido y que “desconocían” que esta especie estaba en peligro de extinción y protegida por las leyes. Ambos se limitaron a realizar su trabajo desmontar la persiana y limpiar el interior del cajetín y que al hacerlo fue cuando se produjo la desbanda de los animales

Definitivamente estos dos trabajadores han quedado exonerados por entender el tribunal que "los acusados no tenían la intención de destruir la especie que estaba anidada en el interior del tambor de la persiana, sino la de proceder únicamente a su limpieza, desconociendo igualmente que en el interior hubiera una especie protegida". Eso sí, desde entonces cada vez que tienen que arreglar una persiana, ambos se aseguran de que los cajetines no guarden sopresas en forma de nidos.

¿CÓMO ES ESTE MURCIÉLAGO?

Grabado murciélago herradura

El murciélago de herradura es una especie vulnerable catalogada dentro del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. El valor de cada ejemplar está tasado en 3.000 euros, de ahí que la entonces Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio reclamara a los dos acusados una indemnización conjunta y solidaria de 135.000 euros para destinarlos a la reintegración de dicha especie.

Este animal usa  refugios de variada naturaleza, comúnmente subterráneos durante el invierno, mientras que durante la época de actividad se aloja en desvanes, bodegas y cavidades. Las áreas de caza se localizan entre 200 y 1000 metros de su refugio. Para cazar utilizan "perchas" o posaderos nocturnos, donde permanecen colgados hasta localizar una presa. Se distribuye desde el nivel del mar hasta los 1600 metros de altitud. Es una especie gregaria, forma colonias de hasta novecientos individuos, sedentaria con gran fidelidad por los refugios que reúnen condiciones adecuadas para la cría e hibernación.

Lo más