Día de la Radio

¿Sabes cómo es el día a día de los que hacemos radio en COPE Córdoba?

Te mostramos los entresijos de la radio en nuestro día a día en COPE Córdoba 

Vídeo

Redacción Córdoba

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 14:56

Inma Cabello de Alba, jefa de Informativos 

El día arranca poco antes de las 6:00 de la mañana, con un primer repaso a los medios digitales. De camino a la radio echo un vistazo rápido a las redes, por si me he dejado algo importante y sobre las 7:00 horas llegamos a la radio, donde continuamos con el repaso a la prensa escrita y la producción y redacción de los informativos matinales, teniendo en cuenta los teletipos, las alertas del 112, todo ello con "Herrera en COPE" de fondo en el hilo musical de la emisora.

A las 7:50, primera prueba de fuego en COPE+ donde hacemos el primer repaso a la actualidad local, que completaremos a las 8:24 y durante los boletines de las 9 y 11 de la mañana, todo ello mediante autocontrol.

Vídeo

 

A las 8:30 repasamos la agenda y seleccionamos los temas que vamos a abordar a los largo de la mañana en la web, en los programas y en el informativo de mediodía. Después, salgo a tomar un café y media tostada con AOVE cordobés, tomate y jamón, para coger fuerzas y abordar a las 9 una segunda reunión donde afinamos, algo que pueda estar pasado.

Después salgo a la calle, donde paso por las principales instituciones para conocer el ambiente que se respira en el ayuntamiento, la diputación o la junta, así como otras entidades que "tienen algo que contar" a los cordobeses. De vuelta a la redacción, preparo el informativo, actualizo la información a las 13:05 con Fran Durán, y tengo conversaciones sobre temas muy diversos con Toni Cruz, desde el último partido del córdoba a algo que acabamos de leer en twitter. Todo ello, mientras escribimos para la web, compartimos las noticias, tratamos de vender algún tema de interés a los compañeros de COPE Andalucía, o grabamos alguna cuña de publicidad.

A las 14:00, la impresora empieza a echar humo imprimiendo los informativos, mientras de fondo escucho a nuestra técnico, Caridad, gritar desde el estudio "¿Donde están los cortes?", y comienzan las carreras, de la redacción al estudio, del estudio a la redacción, prueba de micros, auriculares, ordenando los folios, para tener todo listo a las 14:20 cuando la sintonía comienza a sonar.

Después, salimos a tomar algo en el bar de abajo, antes de ir a casa a comer. Pero el día continúa, no quizás sentada delante de un micrófono, pero sí pendiente de las alertas, los mensajes de Whatsapp o preparando algunos temas para otros días, tanto para la web como para la antena. En definitiva, la radio no acaba ni empieza, porque es un modo de vida.

Fran Durán, comunicador

El día a día en COPE es intenso, muy intenso. Es uno de esos trabajos que lo de ayer ya no es válido para hoy, ya que estamos sometidos a la actualidad. Lo primero es llegar a COPE bien temprano para dar los últimos retoques a los informativos de primera hora. Luego comienza el ajetreo de llamadas para ir consiguiendo protagonistas y asistir a ruedas de prensa, que posteriormente hay que preparar la crónica para el informativo de las 14:20 horas y un texto para internet. 

Vídeo

La hora del directo llega a las 12: 50 y hasta las 14:00 horas con el magazine Mediodía COPE, donde emitimos todo ese trabajo que he relatado. Luego a las 14:20 horas me vuelve a tocar salir al aire junto a mi compañera Inma Cabello de Alba, para el informativo de 10 minutos. Luego toca irse a casa, pero nunca podemos irnos desconectados de la actualidad hasta el día siguiente, porque la noticia puede saltar en cualquier momento. 

Toni Cruz, jefe de Deportes

Mi infancia son recuerdos de los goles del Mollerussa, del Sestao y del Albacete escuchados en un Seat 124. Cada domingo me recluía con un phoskito's en la parte de atrás del coche de mi abuelo para -ojeando, por supuesto, la guía Don Balón al mismo tiempo- imaginar verdes lejanos y escuchar gargantas con acentos dispares unidas por el Dios Gol.

La radio es mis abuelos que ya no están y por eso la quiero. Y por eso procuro honrar su memoria cada vez que llevo a cabo mi trabajo. Con mayor o menor fortuna, pero siempre con la misma ilusión por acercar a quien presta sus sentidos lo que pasa en la parcela a la que me dedico. No hay mayor recompensa para quien cuenta cosas que sentirse escuchado. No hay mayor halago para quien informa que sentirse creído. No es sencillo. La única receta para conquistar una parcela de credibilidad es trabajar con determinación teniendo claro que no siempre el camino más recto es el más limpio y que las manzanas más rojas son las más cargadas de veneno en esta profesión. Miente quien diga que no ha pensado alguna vez en arrojar la toalla al suelo y lleve tiempo dedicado a esto. Estar expuesto por elevar tu mensaje al aire es la cara más visible de la parte más dura de nuestro oficio.

Imaginar, empatizar, entretener... La radio aúna muchos tantos verbos bonitos que resulta imposible escoger uno. Si acaso, yo me quedo con lo que tiene de evocador este medio. Cuando empezaba a contar partidos -y lo hacía mal- me llegó un correo de alguien que luego fue mi amigo y entonces era para mí un desconocido. Me decía que para él era muy importante mi voz para enterarse de los partidos del Córdoba a través de sus auriculares. Mi amigo era ciego y poco después fue mi comentarista en varios partidos del que era y es su equipo. Así de mágica puede llegar a ser la radio, que esclaviza gozosamente a quien la trabaja, porque no hay horarios ni días de la semana libres.

Una llamada puede cambiar la actualidad, un mensaje puede convulsionar tu programa. Con todo, la mañana siempre ha de comenzar con un rápido repaso a la prensa para conocer lo que los compañeros cuentan y continúa -en función de lo que dicte la agenda- con la asistencia a la rueda de prensa y la producción de las piezas que conformen el espacio. Una vez que todo está listo únicamente falta confiar en que a las 3.25 los dados salgan de cara y que el aire se llene de sonidos y voces. Y que no falte.

Así ha sonado Mediodía COPE en este Día Mundial de la Radio 2020

Audio

Contenidos relacionados

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar