ALMERÍA

Las lluvias ayudan al restablecimiento del trasvase Negratín-Almanzora y los regantes respiran tranquilos

A partir de este miércoles se empezará a elevar el agua para el trasvase ya que se ha dado la orden de poner en marcha las bombas de elevación.

Negratín

Redacción AlmeríaIVerónica R. G.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03 dic 2019

Las lluvias que se vienen registrando desde el lunes por la noche han propiciado la recuperación del embalse del Negratín (Granada), y en general de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir. El embalse del Negratín ha recibido cerca de 2 hectómetros cúbicos y a las cinco de la tarde del martes sus reservas ya se encontraban en 210,34 hectómetros cúbicos.

Gracias a los chubascos registrados, se cumplen los dos requisitos mínimos exigidos para que pueda trasvasarse agua desde el embalse granadino hasta la comarca del Almanzora. En primer lugar, el Negratín tiene embalsados más de 210 hectómetros cúbicos, que son las reservas mínimas para que Almería pueda recibir sus aguas. En segundo lugar, la regulación general de la cuenca del Guadalquivir se encuentra esta tarde por encima del mínimo establecido que está fijado en el 30%.

Según han explicado el portavoz de la Mesa del Agua de Almería, José Antonio Fernández Maldonado, y el presidente de Aguas del Almanzora, Javier Serrano, “las lluvias han hecho que se hayan superado los dos limites que impiden trasvasar agua, ya que contamos con 30,3% de la regulación general y en el pantano hay 210,34 hectómetros cúbicos embalsados, una cifra que suponemos que subirá un poco más durante las próximas horas”.

Todo ello hace que “a partir de este miércoles se empezará a elevar el agua para el trasvase ya que se ha dado la orden de poner en marcha las bombas de elevación. En primer lugar se llenarán las balsas vacías y, calculamos que a partir de mañana el agua llegará ya a los regantes”, ha indicado Javier Serrano.

Solución hasta finales de año

Javier Serrano también ha asegurado que “estos datos nos hacen suponer que podremos estar recibiendo agua sin problemas hasta finales de año, si no ocurriera nada extraño, y para el mes de enero imaginamos que podrá haber aportaciones a cuenta igualmente. Ahora se consume poco agua y estamos en época de lluvia, así que lo normal es que en febrero se podrá reunir la Comisión Técnica del trasvase en Madrid y se tomarán las medidas oportunas hasta la celebración de la Comisión de Desembalse que es la encargada de fijar el volumen”.

No obstante y a pesar de “esta gran noticia que nos permitirá acabar bien el año porque supone que podamos volver a la normalidad y recibir los 2.000 litros por segundo que hay fijados” desde el Almanzora “tendremos que seguir mirando al cielo esperando las lluvias y todo ello hasta que estén arregladas u operativas las infraestructuras que ahora mismo no aportan soluciones”, ha comentado el presidente de Aguas del Almanzora. También hay que señalar que debido a las lluvias igualmente registradas en la zona del Campo de Níjar en la provincia de Almería se podrá recibir agua procedente de los excedentes de la desaladora de Carboneras que no serán utilizados por Níjar en los próximos días y que podrán llegar hasta el Almanzora.

El trasvase Negratín-Almanzora es vital para el sector agroalimentario de la comarca del Almanzora porque de él depende el riego de más de 24.000 hectáreas.

Lo más