Atletismo

Mechaal, quinto en al final de 3.000 metros

España se quedó a las puertas de una nueva medalla en los Mundiales de Birmingham tras el quinto puesto de Adel Mechaal en la prueba de 3.000 metros que fue ganada por el etíope Yomif Kejelcha.

Athletics - IAAF World Indoor Championships 2018

Mechaal no pudo dar a España su tercera medalla en Birmingham. Reuters

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:08

Adel Mechaal, actual campeón de Europa de 3.000 metros, cerró la actuación española con un quinto puesto en la final de los Mundiales, que dio el segundo título consecutivo al etíope Yomif Kejelcha con un tiempo de 8:14.41, el peor registro de la historia.

Solomon Barega, segundo con 8:15.59, completó el doblete etíope y el keniano Bethwell Birgen completó el podio con 8:15.70. El tercer etíope, Hagos Gebrhiwet (8:15.76), precedió en la meta a Mechaal, que terminó en 8:16.13.

España se despide de Birmingham con dos medallas, ambas de bronce, gracias, curiosamente, a los dos atletas que fueron repescados a última hora por ránking mundial: la gallega Ana Peleteiro en triple y el leonés Saúl Ordóñez en 800.

Mechaal llegó a Birmingham quinto en el ránking mundial del año con un registro de 7:40.14 en los 3.000 metros y la moral muy alta después de haber plantado cara varias veces en el World Indoor Tour a Selemon Barega (líder del año con 7:36.64), Hagos Gebrhiwet y Yomif Kejelcha.

Nadie quiso tirar. Pasaron el 400 al trote en 1:45.58. Mechaal tomó la cabeza en el 700 pero sin acelerar. Pasaron el primer mil en un increíble -por lo lento- parcial de 3:08.24 y ahí el español sí amplió zancada al frente del paquete, hasta que le dio el relevo el defensor del título Kejelcha, que pasó el segundo mil en 5:51.71.

Mechaal entró séptimo a las dos últimas vueltas, Kejelcha se marchó por delante y venció con gran autoridad tras cubrir el último kilómetro en 2:22.

Fue el último atleta español en competir. Junto a él, en la última jornada, compitió Yidiel Contreras, que fue eliminado en las semifinales de 60 m vallas con un tiempo de 7.68, igualando su mejor registro del año, obtenido aquí en las series.

El vallista de Cienfuegos (Cuba), español desde hace tres años, también había llegado a semifinales en Portland 2016, en aquella ocasión con un crono de 7.71, exactamente la marca con la que llegaba a Birmingham, en el puesto 25 del ránking de contendientes.

Encuadrado en la calle ocho de la segunda serie, Contreras tenía que terminar entre los dos primeros si quería estar en la carrera por las medallas, una empresa prácticamente imposible porque partía con la sexta marca entre los ocho contendientes. El español hizo una buena salida (154 milésimas) y estuvo a su mejor nivel del año, aunque sólo pudo ser quinto, sin posibilidad de repesca.

Desde la primera edición de los Mundiales en pista cubierta (Indianápolis'87) España sólo ha tenido un campeón y precisamente en Birmingham: el lanzador de peso Manuel Martínez, en 2003. En los Juegos Mundiales de París'85, la competición antecesora, Colomán Trabado obtuvo la medalla de oro en 800. 

Lo más