Delegación de Gobierno se reúne ante una posible final de La Libertadores en el Bernabéu

Delegación de Gobierno se reúne ante una posible final de La Libertadores en el Bernabéu

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:07

El encuentro que se debía disputar en Argentina se suspendió por incidentes violentos con hinchas radicales

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha convocado una reunión en materia de seguridad con representantes de Policía Nacional y del Real Madrid ante la posibilidad de que la final de la Copa Libertadores pudiera celebrarse en el estadio Santiago Bernabéu.

Fuentes de la Delegación de Gobierno han explicado a Europa Press que este encuentro se está produciendo esta misma tarde y que se centra en analizar los aspectos referidos a la seguridad en caso de que dicho encuentro se celebrara en el estadio del Real Madrid.

Tal y como ha adelantado 'Vozpopuli', esta reunión se produce a solicitud de los responsables del Real Madrid, que querían conocer todos los aspectos referidos a la seguridad si el encuentro se disputa finalmente en la capital.

Este partido entre los dos principales equipos de Argentina fue suspendido después de que se hayan producido incidentes violentos protagonizados por hinchas radicales.

La CONMEBOL, organizadora del torneo, anunció el pasado martes que la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se disputará entre el 8 y 9 de diciembre en una sede aún por definir, recomendando que el estadio que la acoja esté fuera de Argentina.

En una carta remitida por el presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, a los presidentes de Boca Juniors, Daniel Angelici, y de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, el mandatario destacó que los actos violentos ocurridos el pasado fin de semana en el estadio Monumental de Buenos Aires, donde iba a disputarse el duelo de vuelta, hacen que sea mejor acabar la final en otro país.

"Conforme a los hechos de violencia ocurridos en la ciudad de Buenos Aires el 24 de noviembre, los cuales pusieron en riesgo la seguridad de los jugadores, oficiales y aficionados, incluso con hechos delictivos que las autoridades de la República Argentina se encuentran aún investigando, resulta prudente que el partido final no se juegue en dicho país", pidió Domínguez.

En la misma misiva, el dirigente anunció que el duelo de vuelta se llevará a cabo entre los días 8 y 9 de diciembre "en horario y sede a definirse por la administración de la CONMEBOL a la mayor brevedad".

Lo más