COPE

Juegos Olímpicos

Mireia Belmonte: "Aunque este año no haya sido perfecto no bajo los brazos"

"Cuanto más te centras en un medalla o más te obsesionas es cuando menos salen las cosas. Lo importante siempre es disfrutar del camino, disfrutar del día a día", valoró.

Mireia Belmonte

Mireia BelmonteJOAQUIN CORCHERO ARCOSCordon Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:02

La nadadora catalana Mireia Belmonte, abanderada del equipo español en Tokio 2020, aseguró que no va a "bajar los brazos" ni exigirse menos a sí misma en estos Juegos Olímpicos, pese a que este año de preparación "no ha sido perfecto" a causa de las lesiones.

"La presión siempre me la pongo yo. Mi presión es la que más me pesa, y el querer hacerlo bien. Estos Juegos son iguales que otros para mí. Aunque no haya salido todo perfecto este año, al final he podido acumular trabajo y no voy de vacío. He hecho una buena preparación", apuntó la campeona olímpica.

Belmonte, en una rueda de prensa organizada por el Banco Santander, aseguró que su primer objetivo en Japón será "estar en las finales de las pruebas" y que, una vez ubicada en esas instancias, le gusta "luchar".

La cuatro veces medallista olímpica competirá en Tokio en los 800 metros, los 1.500 metros libres y los 400 metros estilos, además de por relevos, pero dejó fuera de su calendario los 200 mariposa, prueba en la que consiguió el oro en Río 2016.

La catalana no nadará su mejor disciplina porque no ha "podido entrenarla" a causa de sus lesiones en el hombro y en las ingles de principios de año. Sin embargo, aseguró que tiene "tres oportunidades de hacerlo bien" con las otras pruebas y que no descarta "ninguna".

"Cuanto más te centras en un medalla o más te obsesionas es cuando menos salen las cosas. Lo importante siempre es disfrutar del camino, disfrutar del día a día", valoró.

Mireia Belmonte será la abanderada del equipo español en Tokio junto al piragüista Saúl Cravioto, un hecho que le genera "mucha ilusión" al ser también su primer desfile, ya que en sus participaciones anteriores optó por no acudir a la cita dada la proximidad de sus competiciones.

"Tanto Saúl como yo nos merecemos llevar esa bandera en esa inauguración. Los dos tenemos cuatro medallas y es una recompensa a todo lo que hemos conseguido, pero también es un aliciente, porque es una función especial", reconoció la nadadora.

Belmonte no tendrá a su lado en Tokio a su entrenador, Fred Vergnoux, ya que por las condiciones especiales a causa de la pandemia por la COVID-19 el preparador se encontrará aislado en la burbuja de nadadores a mar abierto.

"Va a ser una cosa novedosa, pero también he competido sin Fred en Copa del Mundo, por ejemplo", recordó la catalana, convencida de que su entrenador el "papel importante lo ha hecho durante todo el año".

Y es que, como reconoció la deportista, estos "van a ser unos Juegos Olímpicos diferentes" por toda la situación de la pandemia, ya que ni los propios atletas saben todavía con precisión cómo va a ser su convivencia en la villa olímpica.

"Este año es el año de adaptarse en todos los ámbitos, y todos nos hemos adaptado a muchas cosas", apuntó Belmonte, dispuesta de igual modo "a disfrutar a tope".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo