Durante su presentación

Courtois: "Cumplo un sueño llegando al Real Madrid"

El meta belga mostró su felicidad por firmar por "el mejor club del mundo" y acabó besando el escudo del Real Madrid sobre el césped del Benabéu. "No podéis imaginar lo contento que estoy", dijo Courtois.

EFE

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 20:41

Thibaut Courtois, portero belga del Real Madrid, declaró este jueves que cumple "un sueño" con su fichaje por el equipo español, al el que tenía la "ilusión" de jugar desde que era "un niño".

"Cumplo un sueño estando en el Real Madrid. No podéis imaginar lo contento que estoy. Solo los que me conocen saben lo que he trabajado para llegar hasta aquí y la responsabilidad y orgullo que tengo de estar en el mejor club del mundo".

"Desde hoy voy a poner toda la ilusión que tenia desde niño en pensar que podía suceder. Estoy muy feliz de estar en el mejor club del mundo y estoy deseando empezar con este reto. He sido rival y sé lo que es jugar con el Real Madrid. Soy uno de los vuestros, soy un madridista más y quiero saber lo que son los valores y lo que supone llevar esta camiseta", declaró.

Courtois desveló el motivo por el que dijo que desde niño siempre ha sido seguidor del Real Madrid. "Todos sabemos cuando somos niños que siempre hay algún club que te llama mucho la atención. Aquí había un portero como Iker Casillas que me llamaba atención por su edad y por cómo afrontaba un reto tan importante con la presión que suponía", desveló.

"Tenía una camiseta de Iker de cuando hubo un partido entre el Real Madrid y el Anderlecht en 2002, cuando yo tenía diez años. Luego, la gente que iba a ver al Real Madrid me traía también un regalo", confesó el belga, que sigui

Sus actuaciones los últimos años, unido a su papel en el último Mundial de Rusia, hicieron que numerosos equipos se interesaran en Courtois. "He recibido muchas ofertas, algunas económicamente mejores, pero este es el mejor club del mundo. Además mis hijos viven aquí y cuando oyes que hay interés del madrid no hay duda donde quieres estar", apuntó.

Después de cuatro años en el Chelsea, en Inglaterra, Courtois ha "mejorado" algunos aspectos de su juego, así como su físico. "He ganado mucho músculo y me siento más maduro. Cuatro años en la Premier aportan mucho. Es una Liga dura y hay que saber llevarlo hasta el final", comentó.

Preguntado por el dorsal que llevará en su camiseta, el portero belga dijo que aún no sabe cuál lucirá en la temporada de su debut con el conjunto blanco. "Aún no sé qué número voy a llevar. A final de mes prepararán el dorsal y me lo dirán, pero eso para mi no es importante. Lo importante es ayudar al equipo", concluyó.

Courtois se formó en las filas del Genk belga, club en el que estuvo entre 2008 y 2010. Posteriormente fue traspasado en calidad de cedido al Atlético de Madrid, en el que militó tres temporadas -entre 2011 y 2014-, y con el que ganó 1 Liga, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 1 Liga Europa.

En 2014 recaló en el Chelsea, en el que permaneció un total de cuatro campañas, en las que ganó dos Ligas, 1 Copa de la Liga y una FA Cup. Este 2018, Courtois disputó el Mundial de Rusia, alcanzó las semifinales con Bélgica y fue elegido mejor portero del campeonato. 

El portero internacional belga recibió el calor de la afición en el Santiago Bernabéu, que le recibió con honores de estrella tras su beso al escudo y no paró de aplaudirle en su puesta de largo sobre el césped del estadio. 

La jornada de presentación comenzó en el palco de honor del Santiago Bernabéu, dónde el presidente, Florentino Pérez, dio un discurso de bienvenida en el que agradeció la "determinación y compromiso" del portero belga por querer jugar en el Real Madrid.

A continuación, Courtois saltó al césped del Santiago Bernabéu vestido de corto para posar ante los fotógrafos y recibir el calor de los centenares de aficionados madridistas que se dieron cita en el estadio para darle la bienvenida. El belga no les defraudó y una de sus primeras acciones fue besarse el escudo. Después regaló balones a los aficionados y finalmente posó con su familia sobre el césped.

Por último, Courtois, ya vestido con traje y corbata, compareció en rueda de prensa junto con Emilio Butragueño para reiterar su alegría por estar en el Real Madrid. "Estoy muy feliz de estar en el mejor club del mundo y estoy deseando empezar con este reto. Nunca había besado un escudo hasta hoy, que siento que estoy donde quiero estar", comentó. 

Courtois declaró este jueves que llega al equipo español con el "máximo respeto" por el costarricense Keylor Navas, del que dijo que es "un grandísimo" cancerbero y le han dicho que es "una buena persona".

"Cuando llegué al Chelsea tenía que reemplazar a Peter Cech, que era el titular, y aún hoy en día hablo con él y es amigo. Los porteros somos un grupo de amigos y nos llevamos bien. Eso es importante para el día a día", comentó.

"A Keylor solo lo conozco de intercambiar unas palabras, pero me han dicho que es una buena persona, como todos los porteros. A mí me parece un grandísimo portero y aquí vengo a asumir mi papel, no tengo que hablar de él", manifestó. "Yo vengo a competir al máximo y a tratar de ayudar al Real Madrid a ganar partidos y trofeos. Vengo con el máximo respeto con el grupo de porteros y a ayudar con lo que me toca", señaló.

Por último Courtois negó que alguien dentro del club le haya asegurado la titularidad o él venga con la certeza de que será el titular. "Nadie tiene que dar garantías. Sería un error. Primero hay que demostrar en los entrenamientos que eres el mejor para jugar. Ningún equipo donde he ido me ha dicho que sería titular. En el Chelsea estaba Cech y acabé jugando. Vengo a competir, demostrar quién soy y el entrenador decide", concluyó. 

El belga dijo estar "listo" por si tuviera que debutar el próximo 15 de agosto en Tallín (Estonia), en la Supercopa de Europa, frente al Atlético de Madrid, en el que estuvo de 2011 a 2014 y por el que siente "respeto".

Courtois comenzará a ejercitarse con el Real Madrid este jueves y, como primer objetivo, está el de intentar ganar la Supercopa de Europa frente a un club que conoce perfectamente, pues vistió la camiseta rojiblanca en 154 ocasiones.

"El partido de Supercopa se celebra a los pocos días de llegar, pero si tengo que jugar estaré listo. He entrenado en los primeros días libres y me siento en forma tras el Mundial de Rusia", dijo Courtois, que reconoció que el derbi madrileño, con título europeo en juego, sería "un partido bonito para jugar".

"Al Atlético le tengo mucho respeto y guardo un recuerdo bonito porqué allí pasé una etapa magnífica, pero desde hoy este es mi club y mi casa y estoy contento de estar aquí porque el reto es ganar todos los títulos posibles", señaló.

Courtois, cuyos hijos vivían en Madrid mientras estaba en Londres, negó que hubiera podido producirse un regreso al Atlético y admitió que su deseo era jugar en el conjunto blanco. "Mi objetivo era venir aquí, todo el mundo lo sabía, aunque no se podía decir en la prensa", comentó el belga, que espera que la afición del Atlético no dé mayor importancia a su fichaje por el equipo rival.

"No creo que haya un cambio con la afición del Atlético, que es un club al que le tengo el máximo respeto. Apostaron por mi hace años, jugué allí tres temporadas, he ganado cosas y creo que también gané el respeto", señaló.

"Antes estaba cedido allí y ahora vengo a un club en el que siempre he querido estar. Nunca he besado un escudo hasta hoy, que siento que estoy donde quiero estar", concluyó.

Lo más