COPE

FC Barcelona

La Asamblea dota al Barça con 525 millones de euros de crédito

Joan Laporta presidió una Asamblea en la que se aprobaron las cuentas que la directiva hereda de la gestión de Joan Laporta.

Joan Laporta y Rafael Yuste, en la Asamblea de socios del Barça. EFE

Joan Laporta y Rafael Yuste, en la Asamblea de socios del Barça. EFE

Cope.es | Agencias

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:14

La Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria de Compromisarios del FC Barcelona ha aprobado este domingo las cuentas de la temporada 2019/20, con unas pérdidas de 97 millones de euros en la última campaña completa de la anterior Junta Directiva presidida por Josep Maria Bartomeu, y defendidas por Jordi Moix, que se llevó un gran abucheo que tuvo que parar y calmar el actual presidente, Joan Laporta.

En la segunda convocatoria, a las 15.30 horas, con 503 compromisarios presentes (la cifra final llegó a ser superior a 700) en el Camp Nou en esta histórica Asamblea que se celebra por primera vez en el feudo blaugrana, se llegó al punto de aprobar las cuentas de hace dos campañas, pues la pandemia evitó llevar a cabo la Asamblea en su día, después de un breve informe de Laporta y del secretario de su Junta, Josep Cubells.

La Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria de Compromisarios del FC Barcelona ha dado luz verde a la solicitud de un préstamo de 525 millones de euros para cubrir las necesidades financieras más inmediatas del club, como el pago de un crédito puente de 80 millones ya solicitado y el pago de salarios de jugadores, entre otros gastos a pagar estos meses de junio y julio y renegociar unos bonos de 200 millones de euros.




El crédito de 525 millones de euros se podrá hacer con una o varias entidades, pero lideradas por el fondo de inversión estadounidense Goldman Sachs, con un precio máximo del 3 por ciento de interés, cubierto y garantizado con los derechos televisivos que produzca el club, y a devolver en un plazo de 15 años.

La nueva financiación del FC Barcelona fue aprobada con 588 votos a favor, 28 en contra y 43 en blanco. Una mayoría clara del 89,22 por ciento de apoyo, superior a los dos tercios necesarios para poder ser aprobado en esta Asamblea.

"Nos hemos encontrado que la deuda es muy elevada, se tuvo que pedir que aplazaron unos pagos que vencían. Se ha trabajado mucho para que diversas entidades financieras nos hicieran propuestas para refinanciar esa deuda a corto plazo", explicó el presidente, Joan Laporta. "Con él se da un mensaje al mercado de que se puede confiar en el Barça", aportó.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un préstamo "absolutamente necesario" para reestructurar la deuda, según el presidente, y dará "mucho aire" para gestionar el club con cierta tranquilidad en los dos próximos años, y no tener que "tocar el bolsillo" al socio y socia blaugranas.




El nuevo vicepresidente económico del FC Barcelona, Eduard Romeu, fue el encargado de dar más detalles de la operación. "Pediremos un cojín, porque esto no depende de nosotros únicamente y no ayudan los fondos negativos ni los 'BarçaGate', son cosas a solventar. Pero pedimos un techo con un precio máximo del 3 por ciento, aunque haremos esfuerzos para que sea menor. Y un plazo cómodo de devolución, a 15 años", aportó.

"Destinaremos este dinero a reestructurar el crédito puente hecho por 3 meses para comprar compromisos de junio y julio. Sin esto, estamos atadas de pies y manos, estas operaciones nos conviene mucho poder reestructurarlas. Nos dejaría pasar estos dos años con la tranquilidad de poder ser competitivos. No solo nos jugamos el patrimonio, sino el prestigio. Le daremos la vuelta a esto", detalló.

Explicó también ese préstamo puente de 80 millones de euros para los pagos más urgentes, de estos dos meses de junio y julio. "Hemos formalizado un préstamo puente de 80 millones de euros para cubrir los pagos de junio y julio. Teníamos 75 millones de euros de tránsfers de jugadores a pagar, salarios deportivos de 57 millones... Unos casi 160 millones de euros, no había tesorería y nos ha llevado a hacer esta operación", argumentó.

Antes, no obstante, lamentó que en esta Asamblea quien fue vicepresidente económico en el mandato anterior de Josep Maria Bartomeu, Jordi Moix, asegurara que las pérdidas del final de su periodo fueran debidas al coronavirus. "Asumimos la situación, muy compleja, de la entidad. Sin entrar en baile de números, se ha dicho que en el saco de la COVID-19 cabe todo, y el coronavirus tiene culpa, pero no la tiene toda. Las cosas ya se estaban haciendo mal, ya íbamos cojos", lamentó.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo