Boletín

Baloncesto | NBA

Marc Gasol e Ibaka ganan el tercer anillo del baloncesto español

Los Toronto Raptors son los nuevos campeones de la NBA tras imponerse a los Golden State Warriors por 110-114 en el sexto partido de la Final.

Marc Gasol e Ibaka ganan el tercer anillo del baloncesto español

Marc Gasol e Ibaka se abrazan tras ganar el anillo para los Raptors en el Oracle Arena.EFE

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:18

Los Raptors de Toronto, favorecidos por las bajas de Kevin Durant y Klay Thompson, derrotaron a domicilio esta madrugada por 110-114 a los Warriors de Golden State en el sexto partido de la Final de la NBA, que ganaron por 4-2 al mejor de siete. El triunfo permitió a los Raptors, que debutaban en la Final, conseguir el primer título en la historia del equipo y llevarse el anillo a Canadá.

Aunque Kawhi Leonard se encargó de sentenciar el partido, cuando a falta de nueve décimas de segundo anotó tres tiros de personal tras una técnica por violación de tiempo muerto, que lo dejaron con 22 puntos y 6 rebotes, los héroes de los nuevos campeones fueron dos reservas. El base Fred VanVleet y el español Serge Ibaka. VanVleet fue decisivo en el cuarto periodo con sus triples y acabó con 22 puntos al concluir el partido, mientras que Ibaka logró otros 15 tantos que fueron fundamentales para Toronto.

El gran derrotado fue el base Stephen Curry, que a falta de ocho segundos, con el marcador parcial en 110-111, falló un triple que podría haber sido el del triunfo de los Warriors. Curry, como en toda la serie, desapareció cuando más lo necesitó el equipo después de que la otra gran figura de los Warriors, Klay Thompson se tuviera que ir a los vestuarios lesionado a falta de 2:22 minutos para el final del tercer periodo cuando llevaba 30 puntos y era el mejor de Golden State.

Ahí fue cuando los Warriors, que acabaron el periodo con ventaja parcial de 88-86, perdieron el partido porque aunque mantuvieron el marcador igualado, ya nunca tuvieron en el campo al jugador que pudiese conseguir las canastas que lo rompiesen a su favor. Lo que si sucedió con VanVleet, que acabó el partido con 5 triples de 11 intentos y 5-5 desde la línea de personal, mientras que Pascal Siakam firmó 26 puntos y 10 rebotes y Kyle Lowry logró 26 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias.

Kawhi Leonard esta vez no pudo ser el máximo anotador del equipo canadiense al cargarse de personales, pero a diferencia de Curry, si anotó en los momentos decisivos y acabó el partido con 22 puntos. Sus brillantes actuaciones en los cinco partidos anteriores le hicieron merecedor del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Final, el segundo que consigue en su carrera tras el de 2014 con los Spurs.

Ibaka, excepcional en el juego interior, disputó 22 minutos y fue el jugador más eficaz en ataque de los Raptors al anotar 7 de 12 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 1 de 2 desde la línea de personal. Bajo los aros capturó tres rebotes y dio dos asistencias, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

El pívot español Marc Gasol, que llegó traspasado a los Raptors el pasado 7 de marzo, no tuvo su mejor inspiración encestadora, pero de nuevo protagonizó una gran labor defensiva dentro de la pintura e hizo historia al unirse a Pau como los únicos hermanos que han ganado el título de liga. El mediano de los hermanos Gasol disputó 27 minutos en los que aportó tres puntos, todos conseguidos desde la línea de personal (3-4) después de fallar los cinco tiros de campo que hizo, incluidos dos intentos de triples. Pero dentro de la pintura capturó nueve rebotes, repartió cuatro asistencias, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

Por los Warriors, junto a Klay Thompson, que anotó 8 de 12 tiros de campo, incluidos 4 de 6 triples, Andre Iguodala fue decisivo con 22 puntos. Mientras que Curry acabó con 21 puntos y siete asistencias, que no fueron suficientes a la hora de evitar la perdida del título por parte de los Warriors que buscaban el tercero consecutivo y el cuarto en los últimos cinco años de la NBA.

Una vez más Draymond Green volvió a ser el jugador más completo al aportar un triple-doble de 11 puntos, 19 rebotes, 13 asistencias, tres robos y dos tapones. Pero tuvo su punto débil en los ocho balones que perdió de los 16 que acumuló el equipo, siendo otra de las claves de la derrota de los ahora ya excampeones de la NBA.

Después de haber comenzado arrolladores los Raptors con tres triples consecutivos y parciales de 2-11 y 8-17, los Warriors comenzaron a igualar el partido para irse al descanso con un marcador de 57-60. A pesar de que los Raptors tuvieron un 54 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 de triples con 9 de 18 y Lowry de gran figura al conseguir 21 puntos, con 7 de 10 tiros de campo, incluidos 4 de 5 triples, seis asistencias y seis rebotes. Thompson con 18 puntos, incluidos dos triples, e Iguodala factor sorpresa con11 tantos, además de Green, que se encargaba del juego interior con nueve rebotes, ocho asistencias y cuatro puntos fueron los que mantuvieron a los Warriors en el partido.

Curry estaba sin su mejor inspiración en todas las facetas del juego y las perdidas de balón eran el reflejo claro de que no había llegado al Oracle Arena, donde se jugó el último partido de la historia de la cancha desde que se inauguró en 1966, con la inspiración para salvar a los Warriors y darles la oportunidad de ir a un séptimo partido. La lesión de Klay Thompson en el tercer periodo, tampoco iba a favorecer a los Warriors, que mostraron su clase de campeones, pero al final sin dos de sus estrellas no pudieron con unos Raptors, que aprovecharon al máximo su ausencias, tanto que les valieron su primer anillo de la NBA.