Liga Endesa

Andorra asalta el Buesa; trabajadas victorias de Madrid y Barça; UCAM se lleva el duelo de la permanencia

Andorra venció en Vitoria (73-77). El UCAM derrotó al Fuenlabrada (94-71) El Barça, sin Mirotic, pudo con el Betis (77-59) Madrid ganó en Manresa (75-80).

EFEcope.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 26 ene 2020

Un Barça gris tuvo suficiente con un parcial de 30-17 en el último cuarto para acabar con la resistencia del Coosur Real Betis en el Palau Blaugrana (77-59), donde echó de menos más desequilibrio ofensivo para competir hasta el final.

En el regreso de Thomas Heurtel (11 puntos y 6 asistencias) a las pistas tras cinco meses en el dique seco por una lesión en la rodilla, los locales, liderados por el francés y Oriola (15) en el último cuarto, tumbaron a un rival en el que solo AJ Slaughter, Demitrius Conger, ambos con 16 puntos, y Nacho Martín (13) aparecieron en ataque.



El Real Madrid logró la victoria en su visita al Nou Congost (75-80) no sin sufrir ante un Baxi Manresa que jugó con mucha personalidad. Los tiros libres acabaron decidiendo un partido muy ajustado que permite a los hombres de Pablo Laso romper la racha de cuatro derrotas consecutivas y que refuerza la moral de los manresanos.



El UCAM Murcia, liderado por el habitual protagonista Askia Booker y por un actor secundario como Sadiel Rojas, pasó por encima del Montakit Fuenlabrada, al que ganó por 23 puntos de diferencia (94-71) en un choque que dominó de principio a fin y en el que dio un paso importante en la pelea por la permanencia en la Liga Endesa ante un adversario que encadena su décima derrota consecutiva.

Este resultado hace que el cuadro murciano, que se llevó cada uno de los cuatro cuartos disputados, llegue a las seis victorias por las cuatro que tiene el Fuenla, un contrincante directo en la lucha por salvarse y al que además supera en la diferencia de puntos, pues los granas cayeron en tierras madrileñas por un solo punto (75-74) en la primera vuelta y en la segunda en casa se impusieron con autoridad.



La falta de acierto en el tiro condenó este sábado al San Pablo de Burgos a perder (54-70) ante un Iberostar Tenerife que estuvo más entonado, tras un inicio igualado, que se mantuvo durante los primeros minutos.



El Casademont Zaragoza no tuvo muchos problemas para llevarse el triunfo (72-93) de Badalona ante un Joventut muy dependiente de Klemen Prepelic al que le faltaron argumentos para plantar cara durante 40 minuto al tercer clasificado de la Liga Endesa.



El Morabanc Andorra asaltó el Fernando Buesa Arena 27 años después con un triunfo ante el Kirolbet Baskonia, 73-77, que abre un hueco en la clasificación entre los dos equipos, en la decimonovena jornada de la Liga Endesa.

El juego interior andorrano supero al baskonista con un buen partido de Bandja Sy y Dejan Musli, que sumaron 27 puntos y 17 rebotes entre ambos y estuvieron muy bien secundados por una gran dirección de Jeremy Senglin.

Por el lado azulgrana solo se salvó Shavon Shields, con 18 puntos y 21 puntos de valoración, pero no tuvo apoyos en un equipo que notó sobremanera la ausencia de un base.



El Herbalife Gran Canaria noqueó al Bilbao Basket con un contundente triunfo (92-54) que le permite reivindicarse de cara al play-off cortando la racha de tres derrotas consecutivas que arrastraba, ante un rival directo como el RETAbet que nunca se encontró cómodo ante el juego exterior local.

Harper, con 24 puntos y 6 triples, secundado por la polivalencia de Beirán (16 puntos y 24 de valoración), puso en jaque a un conjunto visitante que apenas encontró consuelo en el acierto de Bouteille (15 puntos), ante el discreto porcentaje de lanzamientos (30% en tiros de campo).



Además, la jornada dejó el fin de la mala racha del Movistar Estudiantes que cedió el puesto de colista al Montakit Fuenlabrada tras sorprender al Unicaja, al que batió con autoridad por 78-68 en el retorno a casa de Darío Brizuela, discreto con 6 puntos.

El estreno de Javier Zamora pareció revitalizar a un equipo que al descanso parecía otro y dominaba por 47-26 antes de ver como reaccionaba su rival para ponerse 60-58 nada más iniciarse el cuarto final, aunque el 'Estu' aguantó para lograr una anímica victoria.



El Monbus Obradoiro venció este domingo como local al Valencia Basket por 86 a 83 en un apretado encuentro que se dirimió en los segundos finales, donde la muñeca de los jugadores del equipo gallego estuvo más acertada que la de un conjunto visitante que marró varias acciones clave en el último tramo del encuentro.

Lo más

En directo2

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Reproducir

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Escuchar

LA LUPA de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE