ARCHIVO BUMERÁN

Carreras políticas tumbadas en los tribunales

Desde Carles Puigdemont a Jesús Gil pasando por José Luis Corcuera o Juan Hormaechea, son varios los políticos a los que la Justicia ha puesto fin a su carrera 

 

Redactor de informativos

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 07:36

Carles Puigdemont ha designado a Quim Torra como candidato a la presidencia de la Generalitat o lo que es lo mismo, ha tenido que renunciar a ser candidato a presidente de la Generalitat por la resolución del Tribunal Constitucional de suspender la Ley de Presidencia que pretendía impedir a presidentes de manera telemática.

Desde este punto de vista, Carles Puigdemont se une a la lista de carreras políticas que se van al traste por sentencias judiciales: como la de Artur Mas o Francesc Homs, que quedaron fuera de juego tras ser inhabilitado por el 9-N. Pero la lista es mucho más amplia y abarca muchas instancias políticas.

El ministro José Luis Corcuera tuvo que dimitir después de que su proyecto de Ley Estrella, la Ley de Seguridad Ciudadana, fuera retocada por el Tribunal Constitucional en una operación que – en una entrevista que figura en el archivo – Corcuera achacó a su rival el entonces vicepresidente Narcís Serra.

Otras figuras políticas fueron José María Peña – cuya candidatura a la alcaldía de Burgos fue anulada en 1995- o Juan Hormaechea el presidente de Cantabria que no pudo presentarse a reelección en 1995 por el mismo motivo. También estaría en el grupo Jesús Gil, que pese a haber sacado mayoría absoluta para la alcaldía de Marbella en 1999 tuvo que dimitir en 2002 por ser inhabilitado por los tribunales demostrándose que los votos no están por encima de la ley.

Lo más