Reducir el consumo de sal es bueno para la salud

Lo recomendable son 5 gramos de sal, lo que equivaldría a una cucharadita de café

Reducir el consumo de sal es bueno para la salud

 

Editora multimedia

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 24 dic 2019

La sal común, conocida también como sal de mesa, es uno de los ingredientes básicos de la cocina diaria. Proporciona a los alimentos que comemos cada día uno de los sabores más generales: el salado, que podemos percibirlo gracias a los receptores específicos que tiene la lengua.

Este ingrediente es un generador del apetito, que en su justa medida, estimula la ingesta de la comida. Se puede utilizar tanto para condimentar algunos platos, como para conservar ciertos alimentos como carnes y pescados. Pero cuidado, porque el mayor consumo de sal proviene de productos envasados y precocinados, que no siempre llevan consigo un etiquetado fácil de entender y que informe de la cantidad de sal añadida.

Posiblemente sea uno de los condimentos más antiguos de la historia, aunque con el paso del tiempo se ha ido relacionando con nuestra salud: con problemas de hipertensión, enfermedades cardiovasculares o con la retención de líquidos en nuestro organismo, y por eso en el siglo XXI las dietas procuran incluir cada vez menos sal.

Las personas ingerimos una media de 10 gramos diarios, mientras que lo más recomendable serían 5 gramos, lo que equivale a una cucharadita de café. Algunas de las recomendaciones para empezar a recudir el consumo de la sal de mesa serían las siguientes:

- Cocinar sin sal y añadirlo cuando el plato está cocinado

- Retirar el salero de la mesa

- Comprar productos bajos en sal

- Controlar el consumo desde la edad infantil para evitar la costumbre a este condimento

- Aumentar el consumo de alimentos frescos (frutas y verduras)

- Sustituir la sal por otras especias que den sabor

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar