¿Por qué los gatos siempre caen de pie?

Es más que una leyenda, se trata de uno de los mayores misterios de la física: descubrir por qué los gatos caen de pie

ctv-esc-pxfuelcom

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:10

Se trata de unos de los debates más antiguos de las conversaciones triviales: ¿los gatos siempre caen de pie? Pero no solo es uno de los debates más antiguos, también se trata de uno de los misterios más antiguos de la física, uno que no ha podido resolver ni en 400 años de investigaciones y teorías. Desde aplicaciones directas de la teoría de la gravedad de Newton, pasando por teoría de giro angular, fotografías reveladoras y hasta gatos robóticos y la NASA. Ninguno de ellos terminan de tenerlo claro.



LA FÍSICA DE LOS GATOS Y NEWTON

Aplicando el reciente descubrimiento de la gravedad por parte de Isaac Newton, el físico francés Antoine Perrent aseguró que la forma peculiar en la que aterrizaban los gatos en el suelo. En 1700 Perrent mantenía que los gatos eran capaces, a través de la columna vertebral, de desplazar su propio centro de gravedad durante la caída. Una teoría que fue totalmente desterrada solo 100 años después al comprobar que el peso del gato es demasiado grande como para flotar y modificar su centro de gravedad mientras está en plena caída.

La siguiente teoría que también echó por tierra el control del centro de gravedad fue la de conservación del movimiento angular, por el que un cuerpo gira siempre en sentido opuesto de otro con la misma magnitud cinética. Esto, sumado a la flotabilidad del aire, terminaron tachar la posibilidad de que el gato controle su centro de gravedad.

ctv-20h-cat-3955834 1280

UNA IMAGEN QUE LO CAMBIA TODO

Las siguientes teorías comenzaron a barajar la posibilidad de que el gato hiciera un primer movimiento al comenzar la caída que le diera estabilidad. No obstante, se descartó con el más esencial de los métodos: una fotografía, la que entregó el investigador Etienne-Jules Marey en 1894, y en la que se apreciaba perfectamente como el gato no hacia ningún movimiento durante la caída. Ni rotación, ni movimiento previo ni posterior.

ctv-ore-falling cat 1894

Por ello, hubo que encontrar nuevos métodos para entender cómo caía el animal al vacío, y ese fue dejar de entender el cuerpo de la mascota como algo rígido, y sí como una división de cilindros. Así lo presentaron en 1935 los filósofos holandeses G.G.J Rademaker y J.W.G. Ter Braak. A partir de esta nueva percepción del cuerpo del gato pudo comprobarse que, en realidad, se doblaba por la cintura y, que eso, probablemente le otorgaba estabilidad.

INVESTIGACIONES DE LA NASA

En los años 60, y como parte del programa espacial, la NASA comenzó a emplear los mismos métodos de estudio y observación de la caída de los gatos para aplicarlos a la forma en la que caían los astronautas y minimizar el daño físico. Una investigación que en los últimos años se ha extendido hasta el punto en el que se están realizando pruebas con gatos robóticos, que no dan los mismos resultados que los animales biológicos. Los robots no siempre caen de pie.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar