COPE

Diez señales de que eres aburrido y qué hacer para evitarlo

Podemos serlo y no saberlo, pero también ser conscientes y desconocer cómo evitarlo. Te contamos cómo descubrir si lo eres pero también cómo ponerle remedio

Bored,Girl,Listening,A,Bad,Conversation,Sitting,In,A,Restaurant

Bored,Girl,Listening,A,Bad,Conversation,Sitting,In,A,Restaurant

María Bandera
@Mgbandera

Redactora jefe y directora de COPE Cool

Madrid

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 28 oct 2021

Podemos serlo y no saberlo. Pero también saberlo y desconocer cómo evitarlo. Del latín ab que significa” sin”, y de horrere, “horror”, el aburrimiento "es el sentimiento de estar en la vida con una sensación de que algo de nuestra existencia no tiene sentido", advierte la psicóloga, Pilar Guerra Escudero.

El aburrimiento "es un estado del individuo", esa "emoción encargada de interpretar el ambiente que nos rodea, como tedioso o repetitivo".

“EL QUE CONOCE EL ARTE DE VIVIR CONSIGO MISMO IGNORA EL ABURRIMIENTO” Erasmo de Roterdam

¿POR QUÉ NOS ABURRIMOS?

Ser aburrido y estar aburrido no son lo mismo. Uno se refiere al rasgo y el otro al estado. El por qué somos aburridos tiene que ver "con el arte de interpretar la realidad que nos rodea".

En este sentido, "el perfeccionismo, la búsqueda continua de éxito, la necesidad de ser reconocidos por los demás nos hacen tener la sensación de vivir en un mundo incompleto, que nos lleva a una búsqueda constante de conseguir continuamente algo mejor".

Las personas que nunca se aburren ven en cualquier cosa una oportunidad

El estar aburrido, por el contrario, surge "como consecuencia de una dificultad de adaptación, que tiene que ver más con la compra compulsiva de actividades, de planes o del consumismo de adquirir hábitos ajenos a nuestra propia idiosincrasia".

Si por algo no se aburren algunas personas es porque "en cualquier cosa ven una oportunidad", recuerda la Guerra Escudero.

ABURRIMIENTO NECESARIO

El aburrimiento en sí no es malo, siempre que nos divierta. "En muchas ocasiones el hastío se confunde con el no hacer nada. Muchos consideran que estar sin actividad es el anti plan lo que les lleva a la búsqueda continua de un placer que no es sino sinónimo de dependencia".

El estar solo y parado no es aburrido, es incluso necesario y más que saludable

Pero estar solo y parado es una combinación "necesaria y saludable". "El dolce far niente o el placer de no hacer nada es una actividad en sí misma, don de muy pocos. La ociosidad interpretada como agradable es sinónimo de independencia, inteligencia emocional y de libertad. Estar sin hacer nada no es aburrido, es una consecuencia de la destreza y sabiduría para divertirnos con nosotros mismos y ser capaces de lidiar con nuestros propios silencios. No creamos que hacer muchas cosas para no estar aburridos es una buena opción".

QUIÉNES SON MÁS PROCLIVES AL ABURRIMIENTO

- Las personalidades con tendencias a interpretar la realidad de manera negativa "está comprobado que hemos de aprender a reconducir nuestro propio lenguaje interior, cuidar nuestro particular discurso y no creernos todo lo que pensamos. Estar a la caza de los gazapos en nuestras conversaciones privadas y detectar la negatividad de las palabras es aun más divertido que buscar a Wally".

- Las personas con bajos niveles de interés y tendencia a la distimia o estados deprimidos, incluso vagancia, "van a encontrar en el aburrimiento su principal aliado".

-Las personas con dependencia emocional hacia los demás "tienen más papeletas para sentirse desbordados cuando se termina la última temporada de la serie de Netflix que aquellos que encuentran en su libertad su propia serie o documental. Estar con los demás está bien, pero necesitarlos es una cárcel".

- Las personalidades con bajo nivel de desarrollo personal "son más tendentes al tedio que aquellas que conocen sus áreas ciegas y saben de ingredientes para cocinar su mejor receta emocional".

Las personas aburridas se aburren con su propio aburrimiento

LAS PERSONAS ABURRIDAS SUFREN MÁS DE ABURRIMIENTO

Parece de perogrullo pero en la vida real se da esta paradoja: las personas aburridas se aburren con su propio aburrimiento. ¿Cómo? "simplemente por considerar el aburrimiento como algo aburrido. La no consecución de sus ideales les conduce a toparse con su propia intolerancia a la frustración, lo que les lleva a interpretar lo que no consiguen de una manera dolorosa. Este círculo vicioso les hace encontrarse con el sufrimiento de manera continuada", señala Pilar Guerra Escudero.

CÓMO SABER SI SOMOS ABURRIDOS

Jacques Marie Émile Lacan recuerda la experta ,"decía que el aburrimiento era 'el deseo de otra cosa', "por lo que sabremos si somos aburridos cuando estemos necesitando pensar, sentir y hacer otra cosa de la que estemos pensando, sintiendo y haciendo en ese momento".

Estudios científicos de Psychology Today, describen algunas de las claves para identificar si pecamos de aburridos:

-La comunicación es el medio de estar con los demás a través de la conversación. "Posiblemente, una dificultad en esta nos indica que estamos inmersos ante un estado de aburrimiento, o que la persona de al lado es un individuo tedioso que desprende poca energía para interactuar con él. Podemos sentirnos aburridos cuando nos desconcentramos de la conversación de los miembros de un grupo".

-El sentido del humor es un don de las personas divertidas, "una muestra de inteligencia supina que hace que sepamos dar la vuelta a las cosas y conseguir carcajadas en los más cercanos. Una dureza en nuestras opiniones, unos juicios contundentes, retrógrados y pasados de moda, aburren al más aburrido. Por el contrario, el open mind, la permeabilidad para hablar y escuchar sin tapujos con una pizca de trasgresión, refuerza la risa grupal, además de poder reírnos de nosotros mismos".

Dureza en nuestras opiniones, unos juicios contundentes, retrógrados y pasados de moda, aburren al más aburrido

-Una persona que duerme al de al lado, posiblemente, no tenga mucho que contar. "A veces puede ser que tenga dificultad para acceder al mundo de sus opiniones, o porque no las tenga, o porque les resulte difícil acceder a ellas como consecuencia de una cierta timidez. Otras veces, puedes encontrar cierto grado de sutil egocentrismo".

-El pensar que estás aburrido y comunicar a los demás que tu vida es un aburrimiento, ya en sí, denota que lo eres. "El magnífico periodista Carlos García- Calvo y Murga, en su libro “Cómo ser una mujer A”, sugería sabiamente dejar la queja en casa y prohibir hablar de tres temas controvertidos: las enfermedades, el dinero y el servicio doméstico".

Bored,Of,Studying,Girl,Looking,At,Camera.,Young,Woman,Student

Bored,Of,Studying,Girl,Looking,At,Camera.,Young,Woman,Student



Otras señales serían:

1.-La queja pasiva. "Es diferente comunicarnos contando cosas que torpedeando problemas. Expresar nuestras vulnerabilidades es lícito, siempre y cuando no estemos a la búsqueda de demandar que nuestro escuchador tenga dotes de terapeuta".

2.-La falta de curiosidad. "Ser curioso significa estar a la búsqueda del interés hacia cualquier cosa. El arte de hacer preguntas huelga por su ausencia en el ser aburrido. No sabe, no contesta, no cuestiona. La curiosidad impulsa al individuo a tener interés por el aprendizaje, a interactuar con ellos mismos y con su entorno. Quien no quiere aprender, no tiene mucho que enseñar".

3.-La ausencia de escucha activa. "Las personas aburridas son muros de piedra para el arte de escuchar. Cuestionan lo que les cuentas, no verifican lo que están escuchando para poder entenderte, juzgan tus palabras y te responden con un “yo también o un yo tampoco”

4.-El pesimismo. "Las personas aburridas tienden a ser pesimistas. Encuentran lo que les falta y no buscan en lo que tienen"

5.-La dependencia. "El individuo dependiente es incompleto. Incapaz de sentir su propia individualidad, pone en el otro la razón de su existencia y la causa de su divertimento. Necesitan al otro para cubrir necesidades de su propia vida, y sus decisiones dependen de las decisiones del otro. Lejos de tener criterios propios y originales, ponen en su boca la vida de los demás, no dándose cuenta de que lo realmente divertido es la calidad y originalidad de la información y no la cantidad de esta".

6.-La ausencia de credibilidad. "El individuo aburrido es a veces una persona no creíble. Muchas veces la honestidad, la transparencia y la naturalidad son las mejores armas para dejar de ser aburrido".

Muchas veces la honestidad, la transparencia y la naturalidad son las mejores armas para dejar de ser aburrido

CÓMO DEJAR DE SER ABURRIDO

El aburrimiento puede en ocasiones ser un rasgo y en otras un estado transitorio como consecuencia de un determinado proceso o situación personal, "por lo que se puede corregir si ejercitamos una serie de pautas para poder modificarlo":

1.-Dejar de ser aburrido pasa por identificar que lo somos.

2.-Distinguir entre soledad y aislamiento. "Mientras que el mantenerse aislado socialmente puede ser un síntoma de que algo no está funcionando bien en nuestra conducta, aprender a estar solos es un indicio de que podemos entretenernos con nosotros mismos".

3.-"Tener presente el concepto del “Aquí y Ahora” frente a la tendencia humana de lapidarnos con el pasado y viajar al futuro. Una mente libre de cargas emocionales está más predispuesta al divertimento y creatividad. Divertirse es más simple y fácil que aburrirse".

4.-Saber diferenciar entre parar y pausar. "Saber pausar es una oportunidad para el aprendizaje de cosas nuevas".

Pilar Guerra Escudero recuerda que los mayores descubrimientos en la historia de la humanidad vienen como consecuencia de espacios de reflexión. "Todo lo divertido es producto de quizá haber sabido sostenerse durante algunos minutos en espacios de aburrimiento. Me pregunto qué hubiese sido de la Ley de la Gravedad si Newton no hubiese estado más que aburrido esperando a que cayese al suelo la manzana".




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las calles

Poniendo las calles

Con "El Pulpo"

Escuchar