COPE

Las anécdotas más divertidas de los niños de San Ildefonso en los sorteos

Como consecuencia de los nervios y la ilusión, los momentos más llamativos son regalados por los pequeños durante el Sorteo Extraordinario de Navidad

Sorteo Extraordinario de Navidad 2018

Sorteo Extraordinario de Navidad 2018

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11 nov 2020

Como cada 22 de diciembre, todos los espectadores se encontrarán pegados a la pantalla de la televisión para ver el Sorteo Extraordinario de Navidad. Este acto se ha convertido en toda una tradición navideña para las familias españolas, ya que, por buscar la suerte o por si a otros les toca, cada año confiamos en unos números diferentes, los que bendecimos hasta terminar el año.

Es por esto por lo que miles de personas seguirán en directo el sorteo, unos pocos desde el Teatro Real de Madrid, dadas las medidas de prevención contra la covid-19, y el resto a través de la televisión o las redes sociales, lo que cada vez es más común gracias a los memes.

Con el paso del tiempo, el sorteo de Navidad, además de fortuna a muchas familias, ha repartido momentos épicos que se quedarán marcados para siempre en las memorias. Como consecuencia de los nervios y la ilusión, la mayoría de ellos son regalados por los famosos niños de San Ildefonso. Desde la niña que cantaba cada número como si fuera 'El Gordo', hasta los pequeños errores al cantar los números o los dedos temblorosos que provocan que se les caigan las bolas, que inundan el escenario de varios "perdón". Estos son algunos de los momentos más épicos protagonizados por los pequeños:

'El Gordo' que pasó desapercibido

En 1987, Gemma Llorente no se dio cuenta de que había cogido la bola de 'El Gordo', por lo que la cantó como una pedrea. Este pequeño error revolucionó el sorteo, ya que, en cuanto el funcionario se dio cuenta, pidió pararlo todo. Después de poner todo en orden, se desveló que el número 20.064 había sido premiado con 250 millones de pesetas.



Niña que canta todos los números como si fueran 'El Gordo'

Aya Ben Hamdouch se convirtió en la protagonista de los últimos sorteos de navidad. La pequeña revolucionó las redes sociales y acaparó todos los medios de comunicación en 2017 por entonar los "mil euros" de cada pedrea como si perteneciesen a 'El Gordo'.

A pesar de haberla corregido en varias ocasiones, dado que podía volver loco o hacer ilusiones al público, la pequeña se había venido arriba y continuaba con su llamativa entonación. Muchos de los usuarios de Twitter la defendieron y, entre risas, reconocían que "era su momento".





"No te bebas todo que si no te haces pipi"

Al año siguiente, Aya Ben Hamdouch volvió a convertirse en el centro de las miradas. A pesar de que los espectadores todavía no habían olvidado su manera tan peculiar de cantar los números, esta vez fue recordada por decir una llamativa frase en directo.

Durante el sorteo, la mayor preocupación de la pequeña fue que su compañera no bebiese demasiada agua: "Carla, no te bebas todo que si no te haces pipí", le advirtió, una conversación que captaron las cámaras de TVE. Acto seguido, cuando presentaron los números, también se pudo escuchar a Carla avisando a Aya, entre dientes: "Dale la vuelta, dale la vuelta".



“Canta mejor, tío. Mil euros. No mi eurós"

En el sorteo de 2018, una de las imágenes más curiosas de la jornada la protagonizó una niña que, muy preocupada por que todo saliese bien, dio un toque de atención a su compañero, el que fue captado por el micrófono de TVE: "Canta mejor, tío. Mil euros. No mi eurós", le dijo, intentando disimular.



“No la encuentro, ¡qué vergüenza!”

En 2006, dejando a un lado los fallos de entonación, fue la caída de una bola lo que acaparó la atención de los espectadores. A una niña del colegio San Ildefonso se le cayó una bola dentro de una planta y, empujada por los nervios, exclamó lo siguiente: "Joder, se me ha caído la bola. No la encuentro, ¡qué vergüenza!”, un lamento que escuchó toda España, incluido el público que se encontraba viendo el sorteo desde el sofá de su casa.

“¡Ay, que no me sale!”

Maguette Fall Diop se estrenó en el sorteo llena de nervios. Tras pedir "perdón" al público en varias ocasiones, sus errores fueron potenciando su agobio. Cada fallo desencadenaba a uno nuevo, dado que la pequeña no conseguía controlar el temblor de sus manos y su voz. Es por esto por lo que se le cayó la bola, lo que le provocó una inseguridad que no le permitía articular palabra.

Como consecuencia, la niña no fue capaz de cantar el número en cuestión: 58.052. “¡Ay, no me sale!”, exclamó, lo que provocó las risas de los espectadores hasta que, influida por la presión, rompió a llorar. Sin embargo, mientras intentaba relajarse con un poco de agua, el público, muy comprensivo, la animó con aplausos.



Una niña canta un número que luego no estaba premiado

José María, un vecino de Salamanca, escuchó que "uno de sus números era cantado por una de las niñas de San Ildefonso con 1.000 euros", incluso, tal y como explicó el señor, "el propio número aparecía en la pantalla de la televisión: 79973".

La sorpresa se produjo cuando José María llamó para comprobar que era su número. "Me dicen que no está premiado y yo ya no sé a quién o cómo reclamar porque tenía diez décimos en total, es decir, 1.000 euros en premios", confesó para una entrevista de 'Salamanca 24 horas'.

Horas después, se comprobó que José María tenía razón. La niña cantó exactamente su número. Sin embargo, después de revisarlo, se dieron cuenta de que esa bola 17 había salido en el 2º alambre de la quinta tabla, por lo que correspondía con el número 71973. Por lo tanto, todo fue un error por parte de la pequeña a la hora de cantar los números.



Los gallos

No son tan habituales como las caídas de bolas o las confusiones, pero, como consecuencia de los nervios, los gallos también han protagonizado varios momentos durante los sorteos. A pesar de intentar pasar desapercibidos, estos fallos siempre son captados por los espectadores en las redes sociales. "Me ha despertado el gallo de la niña de la lotería", comentaban algunos tuiteros. "Si por cada gallo que le sale a la niña de san Ildefonso se repartiera un premio el mundo entero ganaría la lotería", agregaban otros.

A pesar de ensayar durante meses, el desafinar es uno de los mayores miedos de los niños, lo que ocurre con frecuencia. "Yo no sé cómo cantar el 7 porque me sale un gallo siempre", confesaba Zaira, una de los veintiún niños encargados de extraer las bolas y entonar los números y premios del sorteo de Navidad.



Lágrimas de emoción

En 2018, Nerea también se convirtió en protagonista del Sorteo Extraordinario de Navidad. Dejando a un lado los divertidos errores que se recibieron entre aplausos, como manera de animar a los pequeños a calmar los nervios, la pequeña conmocionó a los espectadores con su entrega. No era la primera vez que Nerea participaba, pero, al salir el primer premio, la emoción pudo con ella.

Durante varios segundos, las lágrimas impidieron a la pequeña cantar el número, lo que si provocó un divertido momento, ya que la cara de estupefacción de su compañero se convirtió en un meme en las redes sociales. Sin embargo, los miembros de la mesa les recibieron con una tierna sonrisa y, como consecuencia de la reacción de Nerea, fueron ellos quienes tuvieron que mostrar la bola con el número premiado.




¿Dónde se vende tu décimo favorito de la lotería de Navidad?
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar