Boletín

Guía para entender y maridar los nuevos tipos de cerveza

Los supermercados y los bares se llenan de nuevas marcas y nuevas formas de hacer cerveza, en Fuera de carta te explicamos todo lo que tienes que saber

Guía para entender y maridar los nuevos tipos de cerveza

 

Antonio Mateo
@matteos_a

Redactor informativos COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:29

Sí, es uno de los placeres de verano. Sentarse a la hora del aperitivo, sin prisas. Sólo una chanclas, aceitunas y cerveza... bien fría. Este líquido vive uno de sus mejores momentos en este tiempo tan caluroso. España es un gran consumidor de este oro líquido, principalmente del tipo lager, la que conocemos todos como rubia. Las principales marcas, las mas consumidas son las que venden y nos encontramos en los barriles de los restaurantes. 
Pues todas estas empresas se están sumando a una nueva moda, la de otros tipos de cervezas, lo vemos en ese nuevo vocabulario que llena nuestros botellines: IPA, Pilsner, Scout... y una larga lista... En "Fuera de carta" nos hemos puesto manos a la obra y hemos diseñado una guía para explicarte que es cada cerveza y lo más importante, como sacarles todo el partido. Para este fin, hemos hablado con Jacobo Olalla, director de Cerveceros España y su sumiller, Fernando Mayoral. Nos han explicado todos los detalles y como combinarlos con la comida para disfrutar al máximo de todo el sabor. 

Lager: Es la cerveza que más se consume en España. Es refrescante ya que es una cerveza que se bebe mucho mejor en frio. Tiene un sabor muy suave al paladar, es ligera. Marida mejor con todo tipo de entrantes: boquerones, frutos secos, patatas o aceitunas. 


IPA (Indian Pale Ale): Es una cerveza con mucho lúpulo, lo que le otorga un sabor muy fuerte. Es una cerveza para los que les gusta mucho el amargor. Su fermentación se produce a alta temperatura. Las IPAS amplifican los sabores por lo que le van mejor los sabores extremos aunque una comida con sabores grasos se pierden. Marida con sopas calientes, comidas picantes, alimentos con muchas especias como un plato de curry. Marida mejor con alimentos con mucho sabor, como las sopas calientes de pescado, con el picantes.  Alimentos con muchas especias. Huelen a flores.


Pilsner. Tiene su origen en la República Checa, concretamente del agua pura de Plisner y de un tipo de lúpulo muy especial. Es una cerveza rubia y casi transparente, ligera al paladar. Tiene un amargor especial que le confiere ese lúpulo. Marida bien con ensaladas y sabores amargos.


Cerveza negra (Scout y Porter).  Es una cerveza que se caracteriza porque la malta está muy tostada, eso le da la tonalidad oscura. Se debe beber menos fría. Tiene sabor a regaliz y café y pesa en boca. Marida con ostras o coquinas finas. El chocolate y cualquier tipo de guiso le viene bien también. Y es porque los productos se caramelizan y eso entra en simetría con el tostado de la malta. Le viene bien comidas muy especiadas y carne muy pesadas. 

Claves para maridar

Para elegir bien la cerveza hay que tener cuenta una serie de características que la hacen especial. Fernando Mayoral, sumiller de Cerveceros España nos cuenta que la primera de ellas, es que se sirve en frio lo que le convierte en “ideal” para combinarlo con platos como sopas calientes. Tiene menos alcohol y burbujas, estas hacen que al explotar en el paladar, “sensibilicen la lengua y amplifique el sabor”. Además, esas burbujas limpian de posibles impurezas el paladar. Otro de los factores que hay que tener en cuenta se encuentra en el peso en boca: “cuánto más ligero nos sepa al paladar, más ligera tiene que ser la comida”. 

Estos son algunos de los consejos aunque como nos cuenta Jacobo Olalla, director de Cerveceros España, “cada uno tiene que tomarla como más le guste” y es que para Fernando Mayoral esto “no es una ciencia exacta”. 

Retos del maridaje

Para el sumiller de Cerveceros España, uno de los retos de la cerveza es entrar con “el mismo peso que actualmente tiene el vino en la alta gastronomía”. Y otro de ellos se encuentra en el pescado: “hay que ir uno por uno”. Cada uno tiene sus particularidades, algo que se puede aplicar para el resto de platos. Cuánto más difícil y más sabores tenga una comida “más difícil será encontrar una cerveza que maride con ella”. Aunque por contraposición, nos comenta Rafael Mayoral, “aguanta mucho mejor las cervezas que los vinos”.  El marisco, por su parte, combina “muy bien con una cerveza de trigo, que tiene ligeros toques cítricos”. Para los postres las cervezas lo tienen más difícil. Existen este tipo de cerveza “azucaradas que combinan bien pero no tenemos en España”. 

Lo más