COPE

CRISIS CLIMÁTICA

Hugo Morán destaca la relevancia de la salud ambiental en la gestión política

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha manifestado que la salud ambiental y la educación medioambiental forman parte de los "elementos trasversales" de la acción de Gobierno y la coordinación con el resto de las administraciones públicas. ,Morán lo ha indicado así durante la inauguración de la jornada Salud, Altas Temperaturas y Cambio Climático, incluida en el proyecto LIFE Shara que cuenta con la participación de la Oficina Española de Cambio Climáti

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:47

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha manifestado que la salud ambiental y la educación medioambiental forman parte de los "elementos trasversales" de la acción de Gobierno y la coordinación con el resto de las administraciones públicas.

Morán lo ha indicado así durante la inauguración de la jornada Salud, Altas Temperaturas y Cambio Climático, incluida en el proyecto LIFE Shara que cuenta con la participación de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC).

Durante su intervención, el secretario de Estado ha citado la necesidad de preservar la salud y la educación entre las prioridades de cualquier persona a la hora de tomar decisiones y de construir un proyecto de futuro.

Por eso ha dicho que el Gobierno ha incluido ambos aspectos como partes destacadas de su acción política y en el caso del cambio climático, por el deterioro que puede suponer para la salud pública.

Ha recordado también que en muchas ciudades españolas "construidas de espaldas a la naturaleza" los cambios bruscos de temperatura han revelado "un déficit de planificación histórico" que ha hecho que la salud de sus habitantes se resienta ante estos fenómenos.

Morán ha apelado por ello a la necesidad de "identificar un modelo de ciudad" que ayude a la toma de decisiones a la hora de "hacer frente a los riesgos de la salud" de las personas que habitan en ella diariamente.

Un objetivo para el que, ha dicho, es necesario "alinear capacidades de respuesta" y "trasladar mensajes claros y concisos" a los ciudadanos en materia de salud, movilidad o predicción meteorológica.

El comienzo del periodo estival es, a juicio del secretario de Estado, un buen momento para informar de los riesgos que pueden comportar las olas de calor y activar la "capacidad de resiliencia colectiva y el nivel de complicidad de los distintos agentes sociales" frente a estos fenómenos naturales.

En la jornada también ha intervenido la epidemióloga ambiental e investigadora Ana María Vicedo-Cabrera, que ha señalado que los estudios evidencian que el cambio climático es un problema que afecta a la salud y que, con toda probabilidad, se verá incrementado en las próximas décadas.

La experta ha incidido en que la exposición a temperaturas por encima de un valor umbral favorece el estrés por calor, una situación que conlleva a la mortalidad (pico del iceberg), ingresos hospitalarios, vistas a urgencias y a los servicios de atención primaria.

Ante un futuro escenario de calentamiento, en el que a nivel global la temperatura ha subido un grado desde la época preindustrial, Vicedo-Cabrera ha abogado por revisar la implementación de sistemas de alerta por olas de calor para que sean más eficaces y lleguen a toda la población vulnerable y evitar así riesgos.

En la jornada también ha intervenido Julio Díaz Jiménez, investigador en la Escuela Nacional de Salud del Instituto de Salud Carlos III, quien ha recalcado la necesidad de adaptar los planes de prevención al cambio de los umbrales de ola de calor, que varían 0,6 grados por década.

El experto ha recomendado comprobar los factores que inciden en la mínima mortalidad por olas de calor, teniendo en cuenta que algunos se pueden modificar y otros no.

En este sentido, ha subrayado el papel que desempeñan la educación ambiental y la cultura del calor que han reducido en los últimos años la tasa de mortalidad debido en gran parte a loas mejoras sociosanitarias, a la prevención e incluso a la rehabilitación de las ciudades y los edificios, mas adaptados cada vez a los "picos" de temperaturas extremas.

Entre las ciudades españolas que mejor se han adaptado a las olas de calor para reducir las tasas de mortalidad por esta causa, Díaz Jiménez ha mencionado Gerona, Córdoba, Sevilla o Huelva, mientras que Valladolid o Jaén estarían entre las que menos se adecuan a esta circunstancia.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar