BAYONA

Thomas Joubert sufre una gravísima cornada que "arranca la femoral"

El diestro galo perdió dos litros de sangre camino de la enfermería. Está en reanimación del hospital de Bayona.

ctv-ox6-joubert arles 160417
  • item no encontrado

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:37

El torero francés Thomas Joubert ha sufrido una gravísima cornada en el transcurso del festejo celebrado hoy en la ciudad gala de Bayona, un herida de "20 centímetros en la cara interna del muslo izquierdo con arrancamiento de la arteria femoral", según recoge el parte médico al que ha tenido acceso Efe.

El torero, que perdió dos litros de sangre en el corto trayecto que separa el ruedo de la enfermería, fue estabilizado en un primer momento para ser trasladado posteriormente en ambulancia al hospital de Bayona.

El percance sobrevino en el primer toro de la tarde, de la ganadería de Robert Margé, el cual hirió al torero de Arles en la apertura de faena por estatuarios.

El animal se le venció y le metió el pitón de forma certera por la cara interna del muslo izquierdo. Un derrote seco que le ha partido la femoral.

En reanimación pero sin conocerse el alcance real de la cornada

La última hora del estado de salud del torero Thomas Joubert habla de que acaba de salir del quirófano del hospital de esta ciudad francesa y ya se encuentra en reanimación, ha informado a Efe su apoderado Jesús Benito, que no ha podido ampliar más la información sobre el estado de su poderdante.

"Solo sabemos que la operación ha terminado y que se encuentra en reanimación. Los médicos no nos dan más detalles de nada hasta que llegue su mujer, que es la única a la que van a informar. Pero bueno, imagino que si hubiera algo raro o hubiera ido mal las cosas nos hubieran dicho algo. Pero hay que esperar", señala Benito.

"Su mujer ya está de camino, pero, claro, viene de Arles, que son más de 600 kilómetros. Imagino que en dos o tres horas ya estará aquí y será cuando podamos decir algo más concreto sobre el estado de Thomas", añade finalmente su apoderado.

El torero no llegó ni a caer al suelo cuando un reguero de sangre empezó a brotar por la pierna herida, tanta que, según el apoderado: "Perdió dos litros de sangre en apenas 50 metros que separan el ruedo de la enfermería".

Allí le cortaron la hemorragia, proveniente de la arteria femoral, totalmente arrancada en los 20 centímetros de herida que le produjo el pitón. Una vez estabilizado fue llevado al hospital de Bayona donde ha sido intervenido, sin que se sepa aún el verdadero alcance de los daños sufridos.

Lo más