PEPÍN LIRIA EN 'EL ALBERO'

“El mejor homenaje a Víctor e Iván es volver a poner en riesgo mi vida”

Pepín Liria explicó en El Albero de COPE.es los motivos de su regreso a los ruedos en Illescas.

 Pepín Liria explicó en El Albero los motivos de su reaparición en Illescas

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:01

Diez años después de su adiós, Pepín Liria ha decidido volver a enfundarse el chispeante este 2018, un año en el que además cumple 25 años de alternativa. Será en la plaza toledana de Illescas en la Feria del Milagro que organiza Maximino Pérez y ante una corrida de José Vázquez como avanzamos en cope.es.

Sin embargo, más allá de esas Bodas de Plata, hay otro motivo. “Con la desgracia de Víctor Barrio e Iván Fandiño, el año pasado me calenté en Pamplona después de la muerte de Iván porque había leído algún disparate por las redes sociales. Entendí que como torero me dolía mucho. Su muerte engrandenció nuestra profesión y yo quería hacer mi particular homenaje. Los toreros nos movemos por compromiso con nuestra profesión”.

El diestro de Cehegín ha vivido de cerca la dureza de esta profesión y así lo relataba en El Albero. “Yo he tenido un pitón en el pecho sintiendo como me presionaba contra el ruedo. Cuando pasó lo de Barrio y Fandiño no terminas de creerlo. Y el homenaje más grande que puedo hacerles es volviendo a poner en riesgo mi vida”.

Ese riesgo inherente que adquieren los toreros “es la verdad de nuestra Fiesta”, continúo relatando Liria. “Es tan auténtica que no se puede comparar con nada. Si a mi me pasara algo, yo he disfrutado del triunfo. Pero por ejemplo Víctor Barrio dejó su vida en el ruedo sin haber terminado de culminar su sueño. Es tremendo todo. Es la dureza de esta profesión”.

“Intentaré volver a sentir el orgullo de ser torero pero no vengo a quitar puestos a nadie”

El artífice del regreso a los ruedos es el empresario fuenlabreño Maximino Pérez, empeñado en hacer de Illescas y su Feria del Milagro una de las citas de referencia de la temporada. “El año pasado me ofreció volver. Pero cono no lo tenía claro dije que no. Pero este año como me he ido viendo bien en el campo, tuve claro que como Maximino se ha portado muy bien conmigo y lo hace todo con tanto cariño, lo tenía que hacer con él. Te hace más fácil decir que si. Estoy ya muy ilusionado en que sea un tarde bonita”.

El otro culpable de la vuelta de Pepín también tienen nombres y apellidos. Juan Antonio Ruiz Espartaco. “Todo lo que soy se lo debo a él, por todo lo que me ha ayudado desde que le conocí. Hablo con él a diario seis y siete veces. Él fue quien me dio el empujón definitivo para reaparecer. Espartaco me hizo entender que no podía reaparecer por un sólo día. Que fuese para cuatro o cinco. Su calidad humana es tremenda, pero su cabez siempre va por delante del resto. Todo consejo que me ha dado lo he puesto en práctica y siempre ha acertado”.

Además de Illescas y Murcia, plaza gestionada por su apoderado Ángel Bernal, en la cabeza de Pepín Liria hay otra plaza que ha sido muy especial en su carrer. “He dicho que esta historia no tendría sentido si no apareciese por alguna plaza importante. Por cómo me despedí de Sevilla no me atrevo a tocarlo. Pero Pamplona es especial. Primero porque fue allí donde me surgió la idea de volver. Su afecto siempre ha sido especial para mí. La Feria del Toro es un espacaparte que beneficia a la Fiesta y tengo un pequeño compromiso con esta plaza. Iremos viendo después de Illescas, pero me encantaría si fuese posible”, concluyó el diestro murciano.

Etiquetas

Lo más