• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

ESCUELAS TAURINAS

La Escuela de Tauromaquia de Sevilla cumple sus bodas de plata

Se cumplen 25 años de la fundación de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla, con actual sede en la Real Venta de Antequera.

Los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla en su sede de la Real Venta de Antequera

 Los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla en su sede de la Real Venta de AntequeraEUROPA PRESS

Álvaro Rodríguez del MoralAgencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:09

La Escuela de Tauromaquia de Sevilla celebra este año sus bodas de plata desde que se fundó en 1994, cuando la asociación de profesores de enseñanzas medias ‘Aula Taurina’ recibió el encargo de poner en pie una escuela taurina bajo el patrocinio de la Real Maestranza de Caballería.

El empeño tenía un precedente histórico, la Real Escuela Taurina erigida en 1830 en el antiguo matadero de la ciudad bajo el reinado de Fernando VII, aunque los tiempos, el toreo y la propia ciudad habían cambiado mucho cuando la escuela se inauguró por todo lo alto, con un gran tentadero de reses del Conde de la Maza que se celebró en la mismísima plaza de la Maestranza.

Los alumnos pioneros del centro fueron los encargados de afrontar las faenas de tienta bajo la dirección del primer cuadro docente, con Rafael Jiménez ‘Chicuelo’ y los recordados banderilleros sevillanos Curro Puya y Antonio Chaves Flores a la cabeza, además del preparador físico Gabriel Isaac Reyes Cárdenas.

“El tentadero inaugural en la Maestranza permitió que todos los chavales de Sevilla que querían ser toreros se matricularan en la escuela” evoca Miguel Serrano, único presidente que ha conocido Aula Taurina y la Escuela de Tauromaquia de Sevilla.

La escuela encontró en la placita de la Hacienda de El Vizir -propiedad del antiguo rejoneador Fermín Díaz, que cedía el recinto desinteresadamente- su primera sede, la más recordada al cabo del tiempo; y la nómina inicial la integraban cuarenta alumnos a los que muy pronto se sumó uno de los profesores más queridos: el prestigioso subalterno Manuel Rodríguez ‘Tito de San Bernardo’.

“Tito tenía mucho carácter, abría la mano y eso significaba que el chaval tenía que pegar cinco muletazos seguidos, uno tras otro. Era duro con los aspirantes pero le tenían un cariño enorme”, apunta el presidente de Aula Taurina.

Serrano también destaca el nombre de Curro Puya, fallecido hace ya seis años, “un hombre muy cariñoso y trataba a los alumnos como si fueran sus hijos”; y el del diestro Pepe Luis Vázquez Silva, que formó parte del cuadro docente algunos años y ahora se recupera de las secuelas de un ictus.

“Los inicios fueron intensísimos. Lo que se organizó allí, en El Vizir, fue impresionante: las becerradas, los 40 alumnos, el cuadro de profesores… Los ganaderos en aquella época eran más generosos y teníamos cada temporada unos quince tentaderos”, recordó.

No faltaron, fruto de esa febril actividad inicial, intercambios con otras escuelas de Tauromaquia que permitieron el debut de Julián López ‘El Juli’ cuando aún era un niño.

Chaves Flores, asombrado por su precocidad taurina no pudo resistirse y le sacó a hombros: “aquello fue increíble. No sólo la expectación que levantó sino como actuó” añade Miguel Serrano.

En El Vizir se cerró una etapa antes de que las lecciones prácticas pasaran al Parque del Alamillo para que la actividad lectiva no saliera de la ciudad.

“Llegamos a montar una plaza portátil al lado del puente”, recuerda Miguel Serrano apuntando algunas anécdotas, como el festejo exclusivamente femenino en el que descollaron novilleras como Carmen Torres; la italiana Eva Florencia o Vanessa Montoya.

Y de El Alamillo a Bellavista, donde la escuela encontró en marzo de 2017 un lugar mucho más apropiado en la placita y las instalaciones de la Real Venta de Antequera que va a ser el escenario de la celebración del XXV aniversario con un tentadero en el que se lidiarán reses de Jerónimo Astolfi.

Por la Escuela de Tauromaquia de Sevilla han pasado en algún momento los matadores de toros Francisco Javier Corpas, Salvador Cortés, Manuel Escribano, los mexicanos Ernesto Tapia ‘Calita’ y Angelito de Arriaga, Alberto Gómez, Luis Martín, Daniel Luque, Pepe Moral, Pablo Aguado, Lama de Góngora, Rafa Serna y Alfonso Cadaval.

También hay que anotar la presencia de novilleros con picadores como Emilio Silvera, Pablo Páez, Daniel de la Fuente o Calerito.

En la actualidad el cuadro docente lo dirige el diestro retirado Luis de Pauloba acompañado del matador de toros Pepe Luis Vargas y el novillero Curro Sierra al frente de los 30 alumnos que ahora forman la nómina de la escuela.

Lo más