• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

LAS VENTAS

Antonio Grande, notable dimensión sin espada

El novillero salmantino firmó los mejores pasajes de la segunda novillada nocturna de Las Ventras. Solo el fallo a espadas le dejó sin premio tangible.

Natural de Antonio Grande durante su actuación este jueves en Las Ventas

 Natural de Antonio Grande durante su actuación este jueves en Las VentasPLAZA 1

Sixto Naranjo
@sixtonaranjo

Director de ‘El Albero'

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12 jul 2019

Tuvo cuajo de toro el primer novillo de Fernando Peña. Por kilos y seriedad en sus hechuras. Después desarrolló nobleza en el último tercio. Jesús Diez “El Chorlo” mostró buen oficio y lo pasó de muleta con limpieza pero poco ajuste. Al natural pasó un momento de apuro cuando se le metió por dentro y casi le hacer perder la verticalidad. Cuando le apretó por abajo, y casi en el final de faena, el novillo respondió más y mejor. Quizá ya era demasiado tarde. Un pinchazo y una estocada delantera dieron paso a una ovación. 

Feo y basto de hechuras salió el segundo del hierro toledano. Un animal que derribó en varas y esperó mucho en banderillas. A punto estuvo de provocar una desgracia al coger de forma muy fea a Jarocho a la salida del tercer par de banderillas. Le levantó por la banda de la taleguilla y le hizo girar sobre el pitón. Un milagro que no calase en la anatomía del subalterno. Antonio Grande no volvió la cara a las complicaciones del utrero. Muy firme y asentado, se puso siempre en el sitio e intentó correr la mano como si su oponente tuviese buena condición. Hasta robó varios muletazos sueltos de mérito. Se tiró muy de verdad tras de la espada a aunque ésta cayó levemente desprendida. La ovación que saludó tuvo el reconocimiento del premio cabal.

El tercero fue el novillo de más liviano trapío de la primera parte del festejo. Se presentaba en Madrid el balear Borja Ximelis, que banderilleó con facultades. Éste de Peña tuvo también grandes dosis de nobleza. Borja se preocupó más de componer la figura que de mandar sobre la embestidas. Así que nos quedó la duda de si el novillo hubiese roto a más en la muleta o lo suyo era la media altura, por dónde lo pasó siempre el novillero. 

El Chorlo enlotó como cuarto a otro novillo de buena condición. Pronto, noble y con su puntito de casta. El pacense se volvió a mostrar capaz y solvente. Mejor de nuevo cuando se decidió a bajar la mano y llevarlo obligado. Un pinchazo previo a una buena estocada volvieron a dejar el premio en una ovación.

Antonio Grande volvió a dejar una grata impresión con el quinto, un novillo con el que había que apostar. Y lo hizo el salmantino. De nuevo atornillado sobre el albero venteño para tirar mucho de la embestida el novillo. Hubo colocación y reunión en los embroques. Quizá sobraron la última tanda y el final por manoletinas con el novillo venido a menos. Después hubo un apagón con la espada que no hizo justicia a lo realizado anteriormente.

El sexto fue un ejemplar de escasa fortaleza que fue muy protestado en los primeros tercios. Ximelis destacó con los palos y muleta en mano, poco pudo hacer por la feble condición de su oponente.


FICHA DEL FESTEJO 

Madrid, jueves 11 de julio de 2019. 2ª del Ciclo ‘Cénate Las Ventas’. Un cuarto de plaza.

Novillos de Fernando Peña, bien presentados, astifinos aunque de desiguales hechuras y juego. Los más manejables, los lidiados en primero, tercero y cuarto lugar.

Jesús Díez “El Chorlo”, saludos y saludos.

Antonio Grande, saludos y silencio tras dos avisos.

Borja Ximelis, que se presentaba, silencio tras aviso y silencio.

Lo más