• DIRECTO

    La Tarde

    Con Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Windows 10 lanza su subsistema nativo basado en Linux

Windows 10 lanza su subsistema nativo basado en Linux

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:25

MADRID, 13 (Portaltic/EP)

Los usuarios ya pueden acceder al subsistema de Windows 10 o 'kernel' basado en Linux, una herramienta para desarrolladores que facilita las tareas de emulación, lo que supone la presencia de este componente de forma nativa por primera vez en el sistema.

Microsoft ha anunciado que a partir de ahora está disponible para los probadores de software de Windows la nueva versión del Subsistema de Windows para Linux, WSL 2, en el Windows Build 18917. Esta versión utiliza una arquitectura completamente nueva que usa un núcleo basado en el Linux real, y se anunció el mes de mayo durante la conferencia de desarrolladores de Microsoft Build 2019.

El núcleo de Linux en WSL 2 está basado en la versión 4.19 de Linux, la última versión estable, pero modificando el tamaño y rendimiento compatible con Windows 10, e irá adoptando las nuevas actualizaciones y parches de la rama estable de Linux para garantizar la seguridad.

Microsoft ha explicado algunos de los cambios que presenta este nuevo sistema WSL 2 como tener que colocar los archivos a los que vayan acceder las aplicaciones de Linux en el sistema de raíz de archivos de Linux para una velocidad de rendimiento de archivos más rápida. Además en la versiones iniciales de la prueba de WSL 2 será necesario acceder a las aplicaciones de la red empleando una dirección IP, en vez de un 'host' local.

Por otro lado, el WSL 2, ahora usa un formato de archivo virtual VHD para almacenar sus archivos y, si alcanza su tamaño máximo, seguramente sea necesario ampliarlo. Además, al iniciar el sistema, WSL 2 también utilizará una pequeña proporción de memoria y la velocidad de acceso a los archivos a través del sistema operativo será más lenta en las compilaciones iniciales.

La empresa también comenta que WSL 2 tiene como objetivo principal aumentar el rendimiento del sistema de archivos, así como agregar compatibilidad total con el sistema. Esta nueva estructura cambia la forma en que el subsistema de Linux interactúa con Windows y el 'hardware' del ordenador, mientras proporciona la misma experiencia de usuario que en WSL 1.