¿Por qué Internet me va lento?

Descubre cómo poner solución a una conexión lenta y navega a máxima velocidad

¿Por qué Internet me va lento?

 

Jorge Miralles
@jormibe

Responsable de Radio Multimedia Grupo COPE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 00:56

Suele ocurrir que en muchas ocasiones intentamos acceder a nuestra página web favorita, ver un vídeo o escuchar música en línea pero el contenido tarda mucho en cargar. Tras intentarlo varias veces nos acordamos que tenemos contratado una línea de fibra de muchos megas. Ante ello surge la pregunta de qué es lo que está fallando y cuál es la solución para poder navegar por Internet a máxima velocidad.

Una cosa está clara, no hay una única razón por la cual Internet nos pueda ir lento, sino que son varios los motivos que pueden estar detrás de este fenómeno. No obstante hay una serie de elementos muy comunes asociados al router que ayudarán a que la espera delante de la pantalla no sea muy larga.

Antes de nada, verifica la velocidad contratada. No es lo mismo contar con una conexión de fibra de 100 Mb que una de cobre de 10 Mb. Es recomendable contar con una línea de fibra y cuanta mayor velocidad, más posibilidades tendremos de que la carga sea menor. No hay que olvidarse tampoco que la ubicación de los servidores de las páginas web que visitamos también son fundamentales. No es lo mismo una web alojada en Madrid que en San Francisco.

Saturación

El primero de ello es la saturación en los canales de la banda de WiFi que estés utilizando. De forma simplificada y a modo de símil, es como si los paquetes de datos que recibes (páginas web, vídeo, música, etc.) te lo trajesen a tu casa a través de una autopista llamada banda 2.4 GHz. o 5 GHz. En ella habría diversos carrilles que serían los canales de tu router. Si hay muchos vecinos 'circulando' por un mismo canal, carretera en nuestro ejemplo, Internet irá lento. Es como si intentases conectarte a Internet, e Internet estuviese en un atasco en plena hora punta.

La solución a ello pasará por cambiar de canal o de banda. La banda 2.4 GHz. por su popularidad suele estar bastante saturada, por lo que si nuestro router lo permite, la banda 5 GHz. suele ser una buena opción si estás a poca distancia del router. En caso contrario, lo que tendrás que realizar es un cambio de canal en tu actual banda. La forma es bien sencilla. Bastará con entrar a tu router y seleccionar otro canal menos saturado. Para saber cuál es el más idóneo, hay decenas de aplicaciones en las principales tiendas de aplicaciones móviles, que te lo dicen.

Otra opción, es llamar a la compañía de Internet y pedirles información concreta de cómo hacerlo. Cada una tiene un método distinto, desde direcciones web hasta aplicaciones que gestionan tu router. Es un proceso sencillo una vez que tienes la información de cómo realizarlo y la consecuencia directa será poder navegar de forma más rápida en Internet.

La posición del router WiFi es fundamental para una conexión rápida

 

Posición del router

Cada casa es un mundo, y cada router, también. No todos los routers valen para todas las casas debido a que el alcance que tiene la red WiFi es limitada en en la distancia. A pesar de ello hay que ver la mejor ubicación para instalarlo. No es recomendable colocarlo por ejemplo en una pared que linde con el vecino, en una zona alejada a donde se va a usar o cerca de una puerta de salida alejada de las habitaciones o el salón. Una zona central, cercana a las habitaciones que van a hacer uso de él es lo más aconsejable.

Por otro lado, las paredes que hay de por medio también influyen en la cantidad de WiFi que te llega a tu dispositivo. No es lo mismo una casa con a penas paredes, que una en la que las ondas tienen que atravesar incluso pisos hasta tu móvil. Si dispones de una casa muy grande, entonces la solución a ello pasaría por varias opciones. Una de ellas sería adquirir un router con una mayor potencia para repartir de mayor forma la señal. Otra, comprar un repetidor de WiFi con el que podrás recepcionar y emitir la señal de tu router.

Múltiples conexiones

Otra de las razones que pueden estar detrás de la lentitud en tu conexión puede radicar en el hecho que muchas personas estén conectadas a tu misma red y estén saturando la propia WiFi. Cuantos más usuarios y dispositivos, más lento irá todo. Esto lo puedes averiguar en la propia página del router (la que anteriormente entraste para cambiar el canal). Si es así y hay terceras personas conectadas que no conoces, deberás cambiar la contraseña de tu router. Opta siempre por credenciales que sean seguras para mantener tu conexión a salvo.

Ordenador o navegador lento

Si tu ordenador tiene unas prestaciones bajas, o está saturado en cuanto a memoria RAM, disco duro o recursos gráficos, Internet irá lento en consecuencia de lo anterior. No obstante no será problema de Internet, sino del propio ordenador, ya que todo irá a una velocidad inferior. Comprobar si es así es fácil, basta con realizar otra tarea en el dispositivo para comprobar si es así.

En tu móvil pasa de igual forma, si lo tienes saturado con muchas aplicaciones abiertas, la memoria RAM llena, muchas pestañas del navegador abiertas, etc. De igual forma si esto es así, todo el móvil estará ralentizado y no solamente la velocidad de carga se verá afectada frente a los factores anteriormente citados.

Unos consejos para atajar los problemas de tu conexión. El resultado no es otro que poder navegar a máxima velocidad y evitar que tu película favorita se corte a mitad o que cada vez que intentas leer una noticia como esta, la espera se haga interminable.

Lo más