La vida de "El Cuco" en Francia, el encubridor del asesinato de Marta del Castillo

Se le ha podido ver de fiesta, con un nuevo grupo de amigos y alejado de la presión mediática a la que estaban expuestos en España

La vida de El Cuco en Francia, el encubridor del asesinato de Marta del Castillo

  XYZ Diario

COPE.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 02:30

Pasan los años, pero el dolor continúa vivo. Un dolor que a todos los españoles nos hace recordar tanto sus caras como sus nombres. Son Javier García, “El Cuco”, y Samuel Benítez. Seguro que lo han acertado. Los habrán relacionado con el crimen de Marta del Castillo.

Ambos viven ahora en Francia, en un pequeño pueblo del sureste del país llamado Rognac. Así lo ha podido certificar el diario 'El Español' con una serie de fotografías que ha conseguido captar de “El Cuco” cerca de su nuevo domicilio francés.

Al parecer, los dos viven de forma tranquila, lejos de España. Sus vidas han podido volver a una normalidad. Algo que en su Sevilla natal no iban a poder conseguir. Samuel trabaja como escultor y “El Cuco” está haciendo sus pinitos como modelo fotográfico, según ha informado 'XYZdiario'.

ctv-dln-reportajes 366474281 111704639 1706x960

Según informan los dos diarios, “El Cuco” y Samuel han rehecho sus vidas profesionales y personales. Se les ha podido ver de fiesta, con un nuevo grupo de amigos y alejados de la presión mediática a la que estaban expuestos en España. Además, Samuel ha encontrado una nueva pareja sentimental.

EL JUICIO

  • 'El Cuco' fue condenado dos años y once meses de reclusión en un centro de menores por un delito de encubrimiento tras ser absuelto de los delitos de violación y asesinato.

  • Samuel Benítez resultó absuelto por el crimen de Marta del Castillo.

  • Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo, sigue en prisión. En una de sus últimas conversaciones con el padre de Marta afirmó que el cuerpo estaba en la finca de la Majaloba, y culpaba a su hermano de haberlo podido mover.

  • A día de hoy, el cuerpo de Marta sigue sin aparecer.

Lo más